En la cocina podemos tener diferentes áreas o zonas que están hechas de acero inoxidable, por lo que no pueden limpiarse con agua y jabón, ya que este no es el mejor proceso para dejar estas superficies impecables.

A continuación, te mostraremos 2 trucos para limpiar el acero inoxidable de forma rápida y eficaz.

Necesitarás:

  • Agua
  • Vinagre
  • Jabón de platos
  • Bicarbonato de sodio
  • Trapos suaves
  • Recipiente con tapa rociadora

Proceso:

1. Mezcla 1 taza de agua con 1 taza de vinagre blanco.

2. Agrega un chorro de jabón de platos.

3. Coloca la mezcla en un recipiente con tapa de rociador.

4. Rocía la mezcla y comienza a limpiar con ayuda del trapo suave.

Es importante que limpies hacia donde van las pequeñas rayitas de la superficieLa superficie de acero inoxidable puede tener rayas horizontales o verticales.

5. Una vez que has rociado la mezcla, inmediatamente limpia y no dejes que el líquido se seque porque quedan manchas.

6. Después, pasa el paño seco y vuelve a limpiar.

Para el siguiente truco necesitaremos la mezcla que previamente hicimos, un paño seco y el bicarbonato de sodio.

1. Echa bicarbonato en el trapo, fíjate que sea una buena cantidad.

2. Rocía la mezcla que hicimos previamente encima del bicarbonato.

3. Una vez que se ha formado una especie de pasta, pasamos el trapo por encima de la superficie de aceroRecuerda seguir la dirección de las rayitas de la superficie.

4. Para quitar el exceso de la mezcla, usa un trapo húmedo.

5. Después, pasa un paño seco por encima para secar inmediatamente.

Con estos trucos podrás dejar las superficies de acero inoxidable limpias y con brillo como la primera vez.