En la cocina tenemos muchos objetos difíciles de limpiar y entre ellos encontramos las ollas, que son ideales para cocinar cualquier tipo de comida pero que luego nos llevan un buen trabajo dejarlas relucientes y como nuevas.

Las ollas o también conocidas como cacerolas o cazuelas son instrumentos que vienen de diversos materiales, tamaños, diseños. Quienes amamos la cocina las adoramos por eso las queremos tener limpias y listas para usar. En el artículo de hoy te compartimos algunos consejos para que aprendas a limpiarlas y dejarlas super brillantes como recién compradas.

1- Con bicarbonato de sodio

 Este truco se trata de utilizar el bicarbonato de sodio para arrasar con la grasa y las suciedades difíciles del momento y también aquellas que estén en la olla hace un tiempo. Te contamos paso a paso qué debes hacer y puedes aplicarlo para cualquier olla.

¿Qué necesito?

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • agua
  • la olla que quieres limpiar
  • hornalla
  • detergente
  • esponja

Paso a paso:

  1. Lo primero que deberás hacer es colocarle agua a la olla (por lo menos la mitad) y 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  2. Luego deberás colocarla al fuego por 5 minutos. El fuego debe ser medio
  3. Deberás remover con una cuchara de madera o espátula para ayudar a que se remueva mejor la grasa y el bicarbonato cumpla su efecto
  4. Una vez pasados los 5 minutos deberás dejar que se enfríe y lavar con esponja y detergente de siempre
  5. Podrás embeber la esponja y limpiar la parte de afuera, las manijas y la tapa también

2- Con jugo de limón

El limón es otro de los ingredientes ideales a la hora de arrasar con la grasa, con la suciedad y con las superficies difíciles pues se trata de una fruta ácida que tiene la capacidad de eliminar todo y dejar tu olla como nueva. Puedes aplicarlo en cualquier olla.

¿Qué necesito?

  • jugo de 3 limones
  • esponja
  • agua
  • hornalla
  • la olla que quieres limpiar

Paso a paso:

  1. Para comenzar deberás colocar en la olla el jugo de los 3 limones a fuego medio para que hierva y dejarlo allí calentándose por unos minutos (5-10 minutos)
  2. Luego deberás apagar el fuego y dejar el limón dentro de la olla por toda una noche (8 horas por lo menos) y al día siguiente fregarla con la esponja
  3. Finalmente enjuagar con abundante agua y disfrutar de una olla más que reluciente
  4. Además puedes embeber la esponja en este jugo y limpiarla por fuera, sus manijas y tapa

3- Con vinagre y agua

Este otro ingrediente es de los ideales aliados para la limpieza de superficies difíciles como las ollas engrasadas y sucias. Este truco además es muy efectivo para aquellas ollas quemadas por el tiempo. Te ayudarán a que recupere su brillo original.

¿Qué necesito?

  • 4 cucharadas de vinagre
  • 1 taza de agua
  • hornalla
  • olla que quieres limpiar
  • esponja
  • detergente

Paso a paso:

  1. Deberás quitar de la olla la suciedad superficial para atacar con esta mezcla de lleno a la grasa y las quemaduras
  2. Luego deberás agregar a la olla el agua y el vinagre y colocarlo al fuego para que hierva
  3. Una vez que hierva déjala acentuar su efecto por unos minutos (10 aproximadamente)
  4. Y finalmente apaga el fuego y espera a que enfríe un poco la olla
  5. Cuando esto suceda podrás enjuagar con esponja y agua y frotar para eliminar los restos de la mezcla