La leche de vaca es de los productos más utilizados tanto para el desayuno como para la hora del té, como para diversas recetas de comidas saladas y dulces. Es rica en proteínas, calcio y grasa necesaria para nuestra alimentación.

Por todas estas cosas es que la utilizamos tanto en nuestra alimentación y se hace necesario saber si el estado que tiene es óptimo para consumirla. Y en el artículo del día de hoy te compartiremos algunas de las formas más sencillas para saber si la leche se encuentra en mal o buen estado.

1- Chequear el vencimiento de la leche 🥛

Los lácteos como la leche tienen la fecha de elaboración y la fecha de vencimiento que nos es muy útil para poder determinar cuándo el producto no se puede consumir más. Por lo cual te recomendamos que siempre que compres una leche mires esta información que viene en el envase.

Además es recomendable observarlo cada vez que la consumimos dado que pueden pasar los días con la leche en la heladera si que nos demos cuenta y ponerse en mal estado. También si ha pasado mucho tiempo fuera del refrigerador puede que se ponga en mal estado antes de esa fecha. Aquí debajo te contamos otras formas complementarias para descubrir si se encuentra en mal estado.

2- Observar el aspecto de la leche 🥛

Este producto derivado de la vaca tan consumido suele tener un aspecto más bien blanco vívido y limpio. Suele ser muy claro y verse siempre igual. Salvo cuando se encuentra en mal estado que puede verse diferente.

Si la leche que tienes enfrente está en mal estado puede que su color se torne más amarillo opaco o verde. Esta característica suele ser muy notoria y podrás compararla con facilidad al colocar algún objeto de superficie blanca a su lado. En caso de que esté en mal estado es mejor desecharla para evitar problemas intestinales.

3- Oler la leche 🥛

El olor de la leche es otra de las formas de saber si la leche se encuentra en mal estado pues cuando esta lo está, suele presentar un olor agrio y fuerte muy desagradable. En estos casos es mejor dejarla de lado.

Incluso el olor será una de las formas que más determinará tu decisión para saber si es conveniente ingerir la leche o es conveniente eliminarla pues puede presentar buen aspecto, buen color pero si su olor es desagradable es porque no está óptima para ser consumida.

4- Prestar atención a la consistencia de la leche 🥛

La consistencia de la leche es otra de las formas de saber si se encuentra en buen o mal estado pues cuando se torna más bien espesa es porque se cortó y está en mal estado. La leche tiende a ser liviana y ligera, fácil de mover.

En cambio al estar en mal estado se torna más bien como un yogurth o como una crema, con un poderoso olor desagradable que no desearás probar y que tampoco será bueno para tu salud. Por lo cual en estos casos siempre es mejor desecharla.

5- ¿Cómo hacer la prueba del estado de la leche? 🥛

Si alguna de las señales anteriormente mencionadas te resulta dudosa en el momento en el que pruebas el estado de la leche para saber si es una buena o mala idea consumirla, tenemos para ti una prueba para que realices y puedas definirlo firmemente. ¡Te contamos cómo en un excelente video!