A todos nos encanta utilizar suavizante de ropa pues hace que nuestra ropa luzca más brillante, que su textura esté más cuidada y que tenga un rico aroma. Pero, ¿sabías que el suavizante para ropa tiene muchos otros usos para la vida?

Si no lo sabías, en este artículo te enseñaremos algunos usos que puedes practicar con el suavizante de ropa que tan útil y práctico es. ¿Estás preparada? Ahora tu casa va a quedar impecable y  disfrutarás mucho de estar allí.

1- Limpieza de superficies complicadas

Le llamaremos «superficies complicadas» a aquellas que poseen grasa, moho y otro tipo de suciedades adherentes. Estos casos suelen encontrarse tanto en las cocinas como en los baños pues son lugares donde el vapor, el aceite y otros componentes se ocupan de bañar todo.

Para tratar estas superficies complicadas deberás aplicar una cucharada de suavizante para ropa en medio litro de agua y agregarle un chorro de alcohol. Con esta mezcla podrás fregar los azulejos, el inodoro, la pileta donde lavas, la mesada de la cocina y otros. Te sorprenderás lo rápido que se limpiarán y la eficiencia de la mezcla.

2- Antigrasa en tu vajilla

¿Estás cansada de que tus ollas y sartenes queden repletas de aceite? ¿Ya probaste con cientos de productos y diversas formas de aplicarlos pero aún sigues lidiando contra la grasa que tiene tu vajilla? Hoy puede ser el fin de esta terrible pesadilla.

Con tan solo dos cucharadas de suavizante podrás mezclar esto con un litro de agua caliente y obtendrás algo mágico. Es importante que coloques esta mezcla sobre tus ollas y sartenes y las dejes actuar por lo menos durante ocho horas. Al día siguiente lava con normalidad, verás que fácil es lavar de pronto y que brillantes quedan tus utensilios de cocina.

3- Brillo en los pisos

Los pisos suelen ensuciarse con gran frecuencia pues los pisamos a diario nosotros y nuestros familiares, compañeros de trabajo o de escuela, nuestros animales y allí es donde se nos cae la comida y otros elementos de nuestra cotidianidad.

Es por ello que el piso es de alguna manera nuestro depósito de suciedades y de bacterias y lo mejor que puedes hacer para tratarlo es utilizar suavizante para ropa. ¿Cómo? Pues es muy sencillo. Deberás colocar una cucharada de suavizante para ropa en un litro de agua y luego aplicar la cantidad necesaria en los pisos para fregar con ello. Además de dejarlo reluciente te dejará un rico olor en el ambiente.

5- Quita manchas de vidrios

Los cristales de las ventanas suelen ensuciarse con facilidad. Un día de lluvia puede arruinarlos en tan solo un minuto de lluvia prolongada. Es por ello que queremos eliminar las manchas y la suciedad de los mismos.

Para ello podremos utilizar una cucharada de suavizante para ropa y mezclarla en medio litro de agua, dejar actuar la mezcla durante quince minutos y luego aplicarla en nuestros vidrios. De esta sencilla manera podrás eliminar manchas y suciedad de tus cristales y disfrutar de ver a través de ellos con naturalidad.