Muchas veces oímos decir que la estética de nuestro orden tiene gran relación con cómo nos sentimos por dentro, con cuan equilibrados estamos e incluso con la armonía que llevamos día a día. Pues esto tiene algo de cierto y es que nuestras cosas reflejan un poco cómo somos y qué queremos.

Es por esto que cómo luce tu guardarropas dice mucho de ti, de tu organización, de tu equilibrio, de tu visión de las cosas, de tus gustos e intereses. Y muchas veces nos encontramos con falta de tiempo para poner en orden nuestras prendas y accesorios pero por eso armamos este artículo para darte la solución: para que organices tus prendas y a ti mismo, para sentirte más cómodo y relajado.

Con estos sencillos tips podrás hacer que tu guardarropas luzca ordenado, limpio y sea óptimo para encontrar tus cosas y para disfrutar de lo que tienes dentro sin perder nada de vista ni que se vuelva un periplo vestirse. ¿Estás listo para tal maravilloso cambio?

6- Tener un contenedor para los accesorios

Los accesorios son igual de importantes que nuestras prendas pues son los que le dan un toque especial a todos nuestros looks, los que completan nuestro estilo y los que nos encantan. Por ello necesitan un especial sitio de guardado.

El guardarropas puede ser un excelente lugar siempre que los tengas bien organizados. Una forma de hacerlo puede ser en un cajón con separadores para tus pendientes, tus collares y tus pulseras; otro sitio cómodo puede ser colgados en un retazo de tela en la cara interior de tu guardarropas. Lo que importa es que le separes un sitio para ellos para conservarlos en buen estado y poder utilizarlos con comodidad cuando quieras.

5- Vaciar y limpiar el guardarropas

Lo primero que puedes hacer para emprender el camino a un guardarropas cómodo, prolijo y organizado es quitar todas las prendas de allí para realizar una limpieza profunda. Esto además de ayudarte a organizar tus prendas te hará recuperar otras que seguro tenías olvidadas o escondidas entre todo lo demás.

Lo más recomendable es que coloques todas tus prendas sobre la cama o algún otro mueble para que despejes la zona y puedas limpiar con comodidad y luego poder visibilizar bien tu vestimenta para volverla a organizar de manera óptima y eficaz.

4- Aprovechar el potencial de las perchas

Las perchas son objetos super útiles que podrán ayudarte con la organización de tu guardarropas. Lo primero a tener en cuenta es el material de la percha en relación a lo que quieras colgar de ella. Las perchas más resistentes son las de madera que son más sólidas y portan mayor estructura para que soporten pesos mayores para los tapados o prendas de gran porte.

En las perchas puedes unir prendas y clasificarlas también según el tipo de prenda que es: en una misma puedes colocar varios vestidos de manga corta y unirlo con una banda elástica para que no se suelten, en otra puedes unir tapados de lluvia, en otra puedes unir cardigans o sacos de la misma tela y así darle mayor optimización a las perchas y a su uso y practicidad.

3- Separar ropa que ya no usas más

Tener el guardarropas repleto de ropa que ya no usamos más lo único que genera es que se vea desordenado. También nos incomoda cuando queremos buscar algo que si utilizamos diariamente, por eso lo mejor es separarla y guardarla en otro lado.

Puedes colocar cerca del guardarropas una bolsa e ir guardándola allí a medida que vas encontrándola. Luego puedes regalársela a tus amigos, tus familiares o a personas que necesiten vestimenta.

2- Priorizar prendas de estación

Realizar esta acción de seguro te ayudará a organizar tu guardarropas pues te permitirá tener más espacio, para poder visibilizar con mayor comodidad y claridad las prendas de la estación en la que te encuentras para poder utilizarlas.

Lo que te recomendamos es que coloques en una bolsa plástica o en algún separador de vestuario las prendas de las estaciones que no vayas a usar en el presente y las conserves en buen estado limpias, dobladas y prolijas allí para hacer el cambio cuando pase de estación y las necesites.

1- Ubicar por clasificación de prenda

La clasificación de prendas también es muy útil si quieres organizar tu guardarropas de manera óptima pues será más fácil a la hora de vestirte y seleccionar lo que quieres. Puedes separar en una parte del espacio las prendas que son de la parte superior como las blusas, camisas, remeras, sweaters y buzos.

Por otra parte las prendas de la parte inferior como los pantalones, shorts y faldas. Y en otro espacio en donde puedas colgar perchas ubicar sacos, chaquetas, cardigans, tapados, pilotos, vestidos, trajes especiales, entre otros. Y por último un espacio también aparte en el que puedas colocar tus zapatos, sandalias, tacones, zapatillas y más para tus pies.