Nuestro hogar además de darnos un techo y paredes para habitarlo, se trata de mucho más eso pues nuestro hogar nos sirve para sentir protección con el afuera, para sentir seguridad, para sentir calidez, para sentir comodidad y por sobre todas las cosas para disfrutar nuestro propio espacio íntimo y personal.

Es por ello que es muy importante que nos sintamos deseosos de pasar tiempo allí, de estar dentro de nuestra casa y de que nos contenga y nos haga feliz. Pero todos estos sentimientos de amor y felicidad que un hogar debería proporcionarnos se ven evaporados cuando nuestra casa está desordenada o sucia. Más bien sucede todo lo contrario: no queremos pasar tiempo allí y de esta forma la seguimos desordenando y dejando estar.

En el artículo de hoy vamos a contarte algunas de esas cosas que generan desorden en tu hogar para que puedas reconocerlas y así evitarlas para poder disfrutar finalmente de una casa limpia, ordenada y en armonía.

1- Tener tus muebles vacíos

Los muebles son para organizarnos, para darnos espacios distribuidos de diferentes formas para que podamos guardar nuestras cosas. Ya sea un clóset en la habitación para las prendas, una estantería en el baño para los productos de higiene y belleza, una alacena en la cocina para guardar los platos, los vasos o los alimentos; etc.

Cuando tus muebles están vacíos es un síntoma de desorden en tu hogar pues quiere decir que todas aquellas cosas que deberían estar ahí, están dispersas por toda la casa generando desorden e interrumpiendo en gran parte el paso para circular y la armonía de los objetos en donde corresponde.

2- Dejar sucia la cocina

Cuando cocinamos ya sea para el almuerzo, para la cena o cuando nos preparas algo para tomar el té en el desayuno o en la merienda la realidad es que siempre dejamos alguna que otra cosa en el lava platos aunque sea pequeña, aunque sea poco pero muchas veces preferimos ganar un poco más de tiempo en nuestra próxima tarea que invertirlo allí lavando aquello que dejamos.

La realidad que dejar sucias las cosas en la cocina nos genera un gran desorden en el hogar y además hace que la casa esté sucia y des-prolija. Cuando vemos tanto lío en la cocina muchas veces preferimos irnos hacia otra habitación e incluso dejar algún que otro vaso o plato en otro sitio para no tener que sumar más a la pila que ya tenemos allí. ¡Pero esto tan solo genera más desorden! ¡Evitalo y disfruta de tu hogar!

3- Un espacio de ingreso incómodo

Cuando llegamos a nuestro hogar solemos hacerlo con algunos objetos como camperas / sacos / u otros abrigos, con mochilas / carteras / valijas / bolsas, las llaves, la billetera, el teléfono, entre otras. Es por ello que es importante contar con un espacio de llegada o de ingreso en el cual podamos dejar todas estas cosas.

Cuando no lo tenemos solemos generar gran desorden pues lo apoyamos sobre los sillones, sobre mesas o cualquier sitio que encontramos cerca y esto no solo nos desordena el ambiente sino que también nos hace perder las cosas o desordenar nuestra rutina en gran parte.

4- Olvidar sacar la basura

Olvidarnos de tirar residuos ya sea en nuestro punto de reciclaje, en el cesto de basura de la vereda o en nuestro propio cesto de basura de nuestro hogar es un conflicto que hace ver nuestro hogar muy desordenado. Y es algo que podemos revertir de manera bien sencilla.

La basura ya sean papeles viejos, envoltorios de alimentos o productos, restos de comida, entre otros, generan desorden y suciedad. Es por ello que debemos recordar juntarla en los cestos específicos a diario y eliminarla cuanto antes para mantener un hogar ordenado y limpio.

5- Adornos excesivos

Los adornos pueden ser de los objetos más bonitos que podemos tener. Existe gran cantidad de adornos de diferentes materiales y tratamientos, piezas artísticas, recuerdos de algún ser querido o de algún viaje, regalos de amigos o familiares, entre otras cosas.

Es por ello que nos gustan tanto los adornos y accesorios pero debemos ser cuidadosos con ellos porque cuando un hogar es habitado por tantos adornos la casa comienza a verse desordenad porque no tenemos ya donde colocarlos y están ocupando todo tipo de hueco y espacio interrumpiendo el espacio y la armonía del lugar.

6- Colgar muchas cosas

Depende en qué habitación de tu casa te encuentres podrás aplicar más o menos esta circunstancia que implica desorden en tu hogar. Cuando se trata de la cocina, debemos ser cuidadosos pues puede ser algo tentador invadir nuestros muebles y paredes de objetos que utilizamos con frecuencia: como utensilios de cocina (cucharas, cuchillos, tenedores, cucharones, etc) y especieros, manteles, trapos, adornos, etc.

Si bien puede resultar de gran comodidad y practicidad que una cuchara esté a la mano cuando la necesitamos, la realidad es que tener todo por todos lados da la sensación de desorden, por ello es conveniente que guardemos las cosas en cajones, armarios o alacenas. Para tener todo al alcance de la mano pero de manera ordenada y prolija.