Como bien sabemos no hay plato mas fácil de hacer y mas rico que el saborear una buenas papas fritas. Este platillo se hizo popular en todo el mundo y sabemos que con tener una papa o patata, pelarla y cortarla en forma de bastón, para después llevar al aceite es la gran formula para tenerlas en nuestras mesas.

Hablemos de su origen, que se sabe es una disputa entre dos Países: Bélgica y Francia. El primero por la gran crisis económica que hacia que su gente viviera de la pesca, pero cuando la misma faltaba, se cortaban las papas, gran cultivo de la región y se freían para saciar el hambre. Francia en cambio, dice que la prueba de ser los precursores esta en un manuscrito de Jefferson que al pisar suelo francés pondero este alimento al que llamo Papas a la Francesa. Pero fuere cual fuere su origen, lo cierto es que hoy las degustamos con gran placer.

Pero, si bien es un plato sencillo, sabemos hacerlas bien? Para muchos la respuesta es NO!!!, al cocinarlas caemos en varios errores que a continuación enunciaremos:

1 – El corte es fundamental

Por supuesto que para cortar una papa no necesitamos la regla, pero a ojo tendríamos que calcular el corte en toda de un tamaño similar. Porque? sencillamente porque cuando las cocinemos, si hay mas chicas y mas grandes se harán unas antes que otras, y no sera cuestión de ir sacando una a una a medida que se cocinen. Para que las papas estén perfectamente cocidas, deberán de tener todas un tamaño parejo.

2 – El calor del Aceite

A veces la ansiedad o el mismo hambre hace que ni bien pongas la olla en el fuego, a continuación, y sin esperar tires tus papas para que se cocinen. Incluso te darás cuenta que ni siquiera hacen burbujas. Pues entonces estas haciendo las cosas mal. Una buena cocción de papas es con el aceite bien caliente, nunca antes. Se cocinaran rápidamente y muy parejas. Aceite frío saldrán aceitosas, aceite extremadamente caliente saldrán crujientes por fuera y crudas por dentro.

3 – Muchas papas juntas

Cortamos las papas y con el aceite bien caliente las echamos para su fritura, pero no pensamos en que la cantidad de aceite o la misma sarten son mas chicos  para soportar la cantidad de papas que pusimos. Siempre deberás de colocar en el aceite la cantidad justa de papas, aunque esto haga que tengas que hacer varias frituras. Si las pones todas juntas, solo conseguirás que se peguen entre si.

4 – Siempre hay que lavarlas

Cuando pelas tus papas, ten presente que las deberás de cortar para luego lavarlas. Esto deberás de hacerlo para sacarles el resto de almidón que tienen y que es mucho. Este es un error muy frecuente que hace que tiremos nuestras papas peladas sin la limpieza de este almidón que las hará menos secas y menos crujientes.

5 – Haces una segunda fritura?

Muy poca es la gente que sabe este secreto. Siempre que tenemos nuestras papas cortadas las echamos en la sarten y esperamos que estén listas para luego servir. Pero no es así la mejor forma para que salgan realmente exquisitas. Deberás de hacer una primer cocción de mas o menos siete minutos, las retiraras y secaras con papel absorbente. Luego subirás el fuego y volverás a colocarlas para su segunda cocción que les dará ese aspecto crujiente que esperamos para saborear.

6 – El secreto de la sal

Mucha gente aprovecha la cocción de las papas para echarle sal mientras esto sucede. Por lo tanto perderás el control de la cantidad de sal que le echas y podrás arruinar tu plato preferido. Por lo tanto, echa tus papas al aceite, haz la segunda fritura y cuando las saques de la sarten, recién ahí y con las papas en caliente salaras, incluso después de secarlas con papel absorbente.

Pues ahora si, a realizar y saborear una papas fritas muy bien hechas y exquisitas!!!!