Si vas a un restaurante de tu agrado y pides un plato con carne al horno que cuando te la traen a tu mesa se ve deliciosa pero además se deshace en tu boca llenándote de placer y quieres lograr este mismo efecto en la mesa de tu casa ¡en el artículo de hoy te contamos cómo!

Lograr un delicioso plato de carne al horno con la combinación que más te agrade de verduras, cereales, legumbres y más será super posible gracias a estos trucos de chef que permitirán que tu pieza de carne sea tierna y blanda.

Al final del articulo dejaremos un video con una receta INCREIBLE de carne al horno que se deshace en la boca realmente. NO TE LA PIERDAS !

1- Elegir correctamente el corte

El corte de la pieza de carne que elegirás para luego cocinar al horno y llevar a tu plato será de gran importancia pues de este depende bastante cuán tierna y blanda pueda resultar esta carne al terminar su cocción.

Una de las formas de elegirlo correctamente es primero pensar qué plato cocinarás pues no es lo mismo si quieres cocinar la carne al horno con papas a que si quieres cocinar un pastel de carne con pedazos de carne cortados a cuchillo para luego meter también al horno. Una vez que sepas qué quieres cocinar, deberás seleccionar el tipo de carne que quieres para ello.

2- Ablandar la pieza de carne previo a cocinarla

Si quieres lograr ese efecto sabroso de la carne deshaciéndose en tu boca y no sabes cómo pues con este truco lo lograrás a la perfección: tan solo se trata de colocar en un boul o recipiente leche y hundir allí la pieza de carne.

Deberás dejar sumergida la carne en leche por lo menos por 2 horas previas a tener que cocinarla y esto ablandará de a poco tu pieza de carne. Si quieres puedes además hacerle pequeños cortes para que la leche entre allí.

3- Cocerla un poco antes de llevarla al horno

Si el corte de carne que deseas utiliza para tu plato de comida es más bien duro y grueso y quieres ayudarla a que se ablande un poco más puedes cocerla un poco antes en una cacerola con agua al fuego.

Cocinarla un poco ayudará a que sea más blanda cuando la cocines finalmente. Puedes escurrirla luego de retirarla del agua y luego adobarla para llevarla al horno y disfrutar de una deliciosa carne tierna que se deshaga en tu boca.

4- Marinar la carne

Otra técnica genial para ablandar la carne -si no utilizas el truco de la leche- es marinarla y para ello necesitarás hacer una mezcla con algún ingrediente ácido como por ejemplo el jugo de limón, la cerveza, el vino, la salsa de tomate o el vinagre. Cualquiera de ellos ablandará tu pieza de carne.

Si a este ingrediente le agregas condimentos de tu agrado (puede ser romero, tomillo, albahaca, ajo, pimienta, entre otros) y dejas remojando allí durante dos horas por lo menos la carne se ablandará considerablemente para que la disfrutes.

5- Escoger bien la temperatura del horno

Otro truco muy útil que puedes utilizar para que tu carne quede bien tierna y blanda es utilizar de manera correcta la temperatura del horno. Esta te ayudará a darle el toque especial en el cual se cocine lo suficiente pero no demasiado como para secarse.

Por ejemplo si quieres cocinar una pieza más bien grande puedes cocinarla a 200 grados durante 45 minutos pero también puedes hacerlo a 120 grados durante 2 horas. Esto dependerá de que tan blanda buscas que la carne te quede.

6- Deja reposar la carne

Una vez que saques la carne del horno luego de que se haya cocinado deberás dejarla reposar unos minutos para que se asiente bien y que no se seque, esto permitirá que la carne no se tensione y que se encuentre jugosa.

Si quieres que no pierda la temperatura puedes dejar reposándola en el mismo horno cerrado para que no pierda su ternura ni su calor. Y luego de unos minutos puedes retirarla para servirla y que se deshaga en tu boca.

RECETA: Carne al horno que de derrite en tu boca

 Si quieres poner los trucos en practica te recomendamos que realices esta INCREIBLE receta de carne al horno que se deshace en tu boca.