En el artículo de hoy hablaremos de La magia del orden, el libro que escribió Marie Kondo, una mujer que ha podido aportar grandes ideas y propuestas a la organización de la vida y del orden de las personas y gracias a todo ello hacerlas más felices.

Marie: autora, empresaria y consultora de organización japonesa propone que la casa debe ordenarse con ciertas pautas a seguir y que esto no solo le dará un aspecto más óptimo a los hogares de las personas sino también a sus vida. A continuación te contamos cuáles son estas pautas para que puedas ponerlas en práctica y tener una vida más ordenada y armoniosa.

6- Lo primero es descartar

Lo que Marie propone en sus pautas de orden de casa y vida es principalmente descartar todo aquello que no sirva, aquello que no utilicemos con constancia, que no nos represente algo significativo, que no esté ahí por necesidad, que no nos aporte sustancialmente.

Eliminando de nuestro entorno todo lo que no nos sea útil lograremos tener más espacios vacíos y comodidad para vivir más plenos y conformes con nuestro entorno. Lo cual se vinculará con nuestro interior y nos permitirá estar más felices también espiritualmente.

5- Ordenar por categorías

Este ítem planteado por Marie Kondo es fundamental y radical para la organización de los hogares. En general solemos ordenar por espacios completos (ejemplo un día el living, otro día la habitación y otro día el cuarto de baño) y no por categorías (como por ejemplo la ropa dentro del armario de la ropa, las toallas dentro del placard del baño, los productos de limpieza dentro de la alacena de la cocina y así)

De esta forma podremos atacar nuestro orden y organización de a poco, de a partes y con la certeza de concluir con dicha tarea una vez que estamos realizándola. Además nos permitirá que nuestra organización sea más puntual, específica y clara para habitar un espacio mejor.

4- Preguntarse si el objeto genera felicidad

¿Alguna vez te has preguntado si los objetos que tienes a tu alrededor en tu hogar te generan felicidad? Este es otro paso que propone Marie Kondo para organizar nuestro hogar ni nuestra vida.

Pararnos frente a cada objeto y preguntarnos si significa algo para nosotros, si nos hace bien, si nos hace posible la realización de algo que nos hace felices. De esta manera, podrás eliminar aquellos elementos que te generen tristeza, disconformidad, aburrimiento, mal estar y dejar en tu hogar un bonito equilibrio tanto de espacio como de objetos.

3- Ordenar hoy, no postergar

Esta es otra de las grandísimas y claras pautas que propone la autora japonesa en su libro y se trata de no postergar aquel orden u organización del hogar. Siempre que se pueda, ocuparse en el momento de dicha tarea.

No postergar el orden permitirá que te sientas menos presionado, más activo, con más motivación y más relajado luego de ordenar. Y mantener este orden te hará sentirte bien, vivir en un espacio cómodo y agradable y disfrutar de una vida más feliz.

2- Guardar en vertical

El guardado en vertical es otro de los puntos que Marie Kondo propone en su libro bajo el título dan sha ri y trata de organizar las cosas de manera vertical para poder visualizarlas con mayor facilidad y rapidez.

Además propone una teoría sobre la limpieza y el equilibrio pasada en la verticalidad y en la capacidad autónoma que tenemos al poder visualizar, sacar, volver a guardar y manipular los objetos con mayor facilidad (por ejemplo en un armario de ropa, en una alacena de comida, en un mueble de productos de limpieza)

1- Organizar en soledad

El momento en el que nos dedicamos al orden de nuestros objetos es un momento especial en el cual nos conectamos con ellos y nos disponemos a decidir qué utilidad le damos o qué destino le proponemos.

Para dicha tarea, según Marie, es conveniente que estemos solos, que nos permitamos el tiempo, la duda, el pensamiento y la decisión con paciencia y con dedicación. Cuando otra persona está allí quizás nos vemos influenciados por sus gustos personales o creencias y esto nos impide que el orden sea puro y responda a nuestras necesidades personales y específicas.