Si existe una comida que no solo es rica preparada con cualquier salsa que nos guste, sino que también es fácil y rápida de cocinar, es la famosa pasta.

Quien en algún momento no comió y cocina un rico plato de fideos o ravioles, o cualquiera de ellas y nos han deleitado el paladar. Pero, ¿la sabemos cocinar como corresponde?, o ¿sin querer caemos en errores que hacen que nuestras pastas queden deslucidas u horribles?

Es por ello, que a continuación, te daremos y marcaremos los errores mas frecuentes que cometemos al momento de cocinar nuestras exquisitas pastas.

1 – Colocar en el agua aceite

Es muy común que pensemos que si agregamos una gotitas de aceite a nuestra agua, los fideos, por ejemplo no se pegaran. Esto es correcto, seguramente no se pegaran; pero tienes que tener en cuenta que esos fideos no se pegan porque quedan lubricados con el aceite y obviamente cuando los cueles y sirvas para agregar la salsa que hayas elegido esta tampoco se adherirá, y no le dará el sabor perfecto a nuestro palto. Para evitar esto, solo deberás de tener presente que la cacerola tiene que estar llena de agua y revolver los fideos durante su cocción, con esto tus pastas no se pegaran.

2 – Usar una olla chica

Este es otro problema que se hace muy común a  la hora de cocinar nuestras pastas. Siempre que vayas a cocinar pasta deberás de considerar la cantidad que vas a necesitar y con esto buscar una olla grande para que entre la pasta y quede bien cubierta de agua y con mucho movimiento dentro. Si la olla es chica, ssucederá que tu pasta se pegue y cuando se haya cocinado, muchas partes de la misma queden crudas.

3 – Después de cocinarla pasarla por agua fría

Vamos a pensar con lógica, si la pasta la comemos caliente, seguramente si la acompañamos con salsa esta también estará bien caliente. Si pasamos la pasta por agua fría, esta se enfriara, por lo tanto va a quedar resbaladiza, mas fría y la salsa que le agregues no se adherirá como corresponde. Incluso si a nuestra pasta la comemos con manteca, la manteca no llegara a derretirse. Entonces, este paso es innecesario.

4 – El agua no hirvió y agregamos la pasta

A veces por apuro, antes de que el agua comience su hervor, ya estamos echando dentro de nuestra olla la pasta. Pero este procedimiento solo lograra que la pasta se transforme en pegajosa. La pasta deberá siempre cocinarse y colocarse en agua que este hirviendo. Antes solo lograras que tu plato sea un pastiche sin forma y deslucido.

5 – Hacemos la pasta y mas tarde la salsa

Una vez que la olla comienza a producir el hervor del agua, echamos la pasta y seguramente, dependiendo del tipo de pasta que escojas en no mas de diez o quince minutos estará lista. La salsa por el contrario, lleva un procedimiento un poco mas complejo ya para que quede rica la cocción será  mas lenta para que adquiera el gusto deseado, por lo que no menos de 30 minutos para que este lista.

Entonces, siempre deberás de comenzar a hacer la salsa, y a mitad de la cocción de la misma recién comenzaras a cocinar tu pasta. La salsa debe de esperar a la pasta y nunca al revés.

6 – No echamos sal al agua

Muchas veces, máxime si tenemos invitados, para evitar errores preferimos poner el salero sobre la mesa y que cada comensal agregue sal a gusto sobre las pastas. O incluso hasta podemos echar sal a la olla pero en baja cantidad. Este es un error, la pasta tiene que cocinarse siempre en agua que hierve y que ya tenga la sal suficiente, porque las pastas tienen que absorber la sal, si esto no es así siempre quedaran insípidas a pesar que le agregues sal con posterioridad.

7 – Marcamos el tiempo de cocción tal como indica el paquete

El tiempo de cocción es el que nosotros determinemos. Muchas veces compramos nuestra pasta en paquete y cumplimos al pie de la letra lo que sus instrucciones indican. Pero no siempre este tiempo es el mismo al que necesitamos en nuestro plato. Por lo tanto si crees que esta lista en ese tiempo y la sacas, pueden pasar dos cosas, o que la pasta este todavía cruda o que por el contrario se haya pasado de cocción.

Para evitar esto solo deberás de tener en cuento un minuto antes del tiempo que marca el paquete en sacar un poco y probarla. Si esta al dente, o sea esta firme y no la sientes dura, estará perfecta. Si te das cuenta que esta un poco dura, iras cada medio minuto probándola hasta notar que la misma llego a su punto justo de cocción.

Con estos errores comunes que solemos tener, ya podrás ir con seguridad a preparar un exquisito plato de pasta con la garantía de que esta vez, te quedaran perfectas!!!