La naranja es una de las más deliciosas frutas tanto para comer como para hacer tragos, infusiones, recetas dulces y recetas saladas. Pero además de todo su planta es muy bella, decorativa y llenará de rico aroma tu hogar.

Esta fruta tan maravillosa y nutritiva rica en vitamina c, fibra, proteína y mucho más es muy sencilla de plantar y en el artículo de hoy te contaremos el paso a paso para que puedas germinar una naranja en una taza. ¡Manos a la tierra!

Cómo germinar una naranja 🍊

1- Conseguir las semillas

El proceso para conseguir semillas es bastante sencillo y tan solo necesitarás una naranja para hacerlo. Puedes utilizar las semillas de una naranja que consumas y seguir dando vida con esta misma fruta.

Lo más conveniente es sacar las semillas de la naranjas y colocarlas en un vaso con agua por un rato para luego quitarle la fina película que las recubre y una vez que las quites estarán listas para que las plantes.

2- Preparar la taza para colocar la semillas

El siguiente paso que deberás realizar para germinar tu naranja en una taza es preparar el recipiente donde las germinarás y preparar su tierra. La tierra que deberás colocar dentro de la pequeña taza tiene que ser aireada y tiene que estar húmeda.

Lo ideal es llenar la taza de esta tierra y hundir el dedo unos 4-5 cm aproximadamente para que puedas luego colocar allí la semilla de la naranja. Es conveniente que humedezcas la tierra previamente antes de colocar la semilla.

3- Germinar la semilla de naranja

Una vez que tengas preparadas las semillas dentro de la tierra en la taza que quieras que crezca tu bonito naranjo deberás taparlas con más tierra y humedecer la tierra. El naranjo tarda en germinar y en crecer pero cuando lo haga podrás disfrutarlo mucho.

Es recomendable que riegues la pequeña taza cada vez que la veas seca, posiblemente necesites hacerlo cada 2 ó 3 días, dependiendo la temperatura y la luz dónde la coloques. Puedes dejarla en un sitio con luz directa pues le sienta muy bien.

Cómo cuidar un naranjo 🍊

Una vez que tu semilla haya germinado y comience a brotar y a generar más tamaño deberás comenzar a cuidar tu naranjo y para ello te contamos algunas cosas sobre esta gran planta que decorará tu hogar, lo llenará de belleza y rico aroma.

Luz ☀

El naranjo necesita una buena cantidad de luz y si es directa mejor. Lo más conveniente es colocarlo cerca de una ventana o en un balcón, terraza o jardín para que le de bien la luz. Al comienzo cuando tu pequeño naranjo crezca deberás protegerlo de la alta exposición pero luego la necesitará para tener un buen crecimiento.

Temperatura 🌡

La temperatura ideal de un naranjo es de 23 grados a 32 grados centígrados. Es un árbol que disfruta de los climas cálidos y templados pero que es muy intolerante a las bajas temperaturas. Por esto mismo es importante cuidarlo en caso de que la temperatura baje de estos grados y hacerle algún tipo de protección con plástico.

Riego 🚿

Para que el naranjo crezca bien hidratado y sus raíces sea fuertes y grandes deberás regarlo cada 2 ó 3 días, dependiendo de la época del año y las temperaturas. Es conveniente que su tierra se mantenga hidratada pero nunca encharcada pues el exceso de agua puede ser contraproducente.

Sustrato 💩

El naranjo también necesita de un sustrato rico en nutrientes para su buen crecimiento. Para este puedes conseguir un sustrato a base de algas o guano de murciélago, entre otros. 

Plagas 🐜

Los naranjos son árboles resistentes pero son propensos a contraer cierto tipo de plagas como la cochinilla, la mosca blanca y la araña rojaEs recomendable que prevengas este tipo de insectos antes de que tengas que curarlos y para ello puedes hacer insecticidas caseros y naturales con ajo, agua, clavo de olor y canela para rociar sus hojas y sus ramas y evitar que se acerquen a él.

LAS FOTOS SON A MODO ILUSTRATIVO