El huevo es uno de los alimentos más elegidos por nosotros para completar nuestra dieta y proveernos de proteínas, vitaminas como la B12, la A, la D, entre muchas otras y además porque es un exquisito ingrediente que hace de nuestras comidas algo mucho más deliciosas.

Existen diferentes formas de consumir el huevo: hay quienes lo hacen crudo, otros a la sartén frito, otros tipo huevo poché y a algunos nos encanta hervido. Pero no siempre encontramos la mejor forma para hacer este último método así que en el artículo de hoy te contamos cuál es la mejor manera de hervir un huevo y disfrutar de su delicioso sabor.

Pasos y trucos para para hacer un huevo duro

1- Limpiar el huevo

La limpieza de los huevos es de las cosas más importantes que debemos hacer antes de proponernos a cocinarlo pues existen diferentes enfermedades que provienen de los animales que pueden transmitirse a los humanos, en el caso de los huevos puede ser la salmonella que es una enfermedad que pueden poseer las aves y contagiárselas a los huevos.

Debemos limpiar la parte exterior de los huevos para evitar todo tipo de conflicto y además es super recomendable antes de enviarlos a hervir ponerlos a remojar unos minutos en agua fría. Esto podría también colaborar y evitar que se rompan cuando luego los llevemos a hervir.

2- Llevar el huevo a la olla

Como hemos mencionado anteriormente, lo ideal es colocar el huevo (o los huevos) que deseas consumir en la olla en la que lo llevarás a hervir. Es conveniente que el agua que posea lo tape o los tape para una mejor y más rápida cocción.

El agua debe estar fría y debes dejarlo allí unos minutos reposando. Esta técnica hará que se eviten posibles grietas o quebraduras en la cáscara del huevo y que el huevo se asiente en el agua y vaya calentándose de a poco cuando lo pongas a cocinar allí dentro.

3- Cocinar el huevo

Una vez que pasen algunos minutos en los que el huevo esté dentro de la olla con el agua fría, allí podrás encender el fuego al máximo para que comience a calentar y dejarlo hirviendo durante 3 minutos. Una vez que estos 3 minutos de fuego alto terminen, podrás dejarlo dentro de la olla caliente para que siga cocinándose pero con el fuego ya apagado. 

Otra opción que puedes realizar es dejar el fuego alto por 1 minuto para que se cocine el huevo y luego bajarlo y dejarlo allí por unos 8-10 minutos. Dependiendo cómo te guste el huevo, si lo prefieres con la yema más blanda y líquida pues sácalo antes.

4- Chequear si el huevo está hervido

Muchas veces, sobre todo cuando comenzamos a prestarle más atención a cómo hervir un huevo a diferentes estilos para cocinarlos, nos encontramos con que la cocción del huevo no se dio de la manera que esperábamos pero para esto también tenemos un truco.

Puedes chequear si el huevo que pusiste a hervir se ha hervido correctamente deberás sacarlo con una cuchara de la olla y colocarlo sobre una mesa o mesada. Deberás colocar el dedo índice en una punta y el dedo gordo en la base, de esta manera intenta girarlo (como un trompo), si lo hace con facilidad y rápido es que está hervido, de lo contrario si lo hace más lento y le cuesta es que no lo está lo suficiente.

*Otra opción: puedes probar el mismo truco con un huevo sin hervir y con otro hervido para chequear la diferencia.

5- Pelar el huevo hervido

Esta es otra de las etapas de hervir un huevo en el que todo puede salir mal, pero con este genial truco olvídate de esa posibilidad. Podrás pelar el huevo a la perfección y disfrutar de un delicioso momento. 

Para esta instancia es recomendable que quites el huevo de la olla caliente y lo coloques en un recipiente con agua muy fría. El choque entre la alta temperatura a la baja temperatura hará que la cáscara se separe del huevo haciendo super fácil la tarea de quitarle la cáscara. Puedes luego sacarlo del agua y romperlo desde la base (la parte más redonda) y pelarlo con mayor comodidad.