De seguro eres un gran amante de los huevos fritos como nosotros y si es así, hoy te compartimos un artículo lleno de trucos para que puedas cocinar los huevos fritos a la perfección: que te queden deliciosos, que no se te desarmen ni se te peguen a la sartén y que puedas disfrutarlos en cualquier plato que gustes.

El huevo es un gran super alimento lleno de proteínas que en buena medida es muy saludable para mantener a raja tabla en nuestra dieta. Y no es cosa tan sencilla cocinarlo frito en una sartén, aunque parezca fácil. Hacer un buen huevo frito requiere de algunos trucos y atenciones especiales, pero no te preocupes, las vamos a compartir contigo para que disfrutes de comer un delicioso y perfecto huevo frito. ¡Manos a la cocina!

1- Huevos a temperatura ambiente

El primer truco que compartiremos contigo es el más sencillo y que pocos conocen. Se trata de la temperatura que tiene que tener el huevo antes de que lo lleves a la sartén. Es importante que los huevos se encuentren a temperatura ambiente, pues si los tienes en la nevera es mejor que los saques un rato antes y los dejes estar allí hasta cocinarlos.

2- Cantidad de aceite en la sartén

El tema del aceite en la sartén se trata de otro truco para hacer correctamente el huevo frito y lo más recomendable es colocar unos 2mm -4mm de aceite para luego hacer el huevo. De todas formas hay personas que lo prefieren con una gran cantidad de aceite y funciona de manera eficaz también. Pero puede llegar a calentarse demasiado el aceite y quemarse.

3- Temperatura del aceite en la sartén

Otro punto importante a tener en cuenta a la hora de hacer un delicioso y perfecto huevo frito es la temperatura del aceite. Una vez que llegue a los 120° es el momento ideal para que le eches el huevo encima. Lo puedes comprobar con un termómetro de cocina poniéndolo dentro o puedes esperar unos segundos a que caliente bien, sin que eche humo.

4- Momento de sacar el huevo frito

El momento de sacar el huevo frito es el más anhelado por nosotros pues nos acerca al momento de probarlo y disfrutarlo. Para saber cuándo es el momento indicado deberás ver que la yema se encuentra líquida -pero algo espesa- y la clara bien blanca y más bien sólida. Puedes retirarla con una espumadera o una espátula para evitar que se te rompa al retirarlo del aceite.

5- Otros trucos especiales

Huevos fritos redondos

Si lo que quieres es que el huevo frito te quede en formato redondo lo mejor que puedes hacer es colocar un aro de metal sobre la sartén y romper el huevo sobre él, de esta manera se cocinará allí y al sacarlo podrás colocar la espátula o espumadera directamente por debajo del aro. Esto es ideal para acompañamientos de ensalada o platos en los que necesitas que el huevo quede en un lugar específico.

Varios huevos fritos en la misma sartén

Si lo que deseas es cocinar varios huevos fritos en la misma sartén lo que te recomendamos es que coloques el doble, triple, o la cantidad multiplicada de aceite por la cantidad de huevos que quieras hacer. De esta manera te asegurarás que no se pegue ninguno y que todos puedan cocinarse a la perfección.

Condimentar el huevo frito

Si quieres agregarle pimienta, sal, ají molido, pimentón dulce o algún otro condimento para darle más sabor a tu huevo frito es mejor que esperes a sacarlo de la sartén y condimentarlo una vez fuera de su proceso de cocción y de la sartén, de lo contrario podrá ponerse gomoso o arruinarse.