El trapeador de tela para limpiar el piso es de lo mejor que podrás tener pues es cómodo, práctico y muy efectivo siempre y cuando esté en buen estado para utilizarlo y dejar tus pisos relucientes.

Muchas veces nos sucede que el trapo de tela con el que queremos limpiar nuestros pisos está muy sucio o con mal olor y cualquier cosa que limpiemos con él nos dejará la superficie más sucia aún e incluso con un desagradable olor. Pero esto dejará de ser un problema cuando pongas en práctica este genial truco para limpiar tu trapeador de tela. 

Truco de limón + vinagre para limpiar el trapeador de tela

Este truco se trata de una genial mezcla super efectiva, desengrasante, desinfectante y esterilizante que dejará el trapo de tela más que reluciente para que puedas utilizarlo en perfecto estado y así darle lo mejor a tus pisos.

¿Qué necesito?

  • 1/2 taza de vinagre blanco
  • el jugo de 1 limón
  • 2 litros de agua tibia
  • 5 cucharadas de jabón para piso
  • balde o recipiente profundo

Paso a paso:

  1. Para comenzar deberás colocar dentro del balde o recipiente profundo la media taza de vinagre, el jugo del limón, el agua tibia y el jabón para piso. (Si quieres más cantidad tan solo deberás duplicar las proporciones)
  2. Luego deberás colocar el trapeador de piso dentro y dejar reposar allí por 3 horas
  3. Una vez que pase este tiempo deberás lavar el trapeador con abundante agua. (Puedes quitar la mezcla de allí, llenar el balde o el recipiente con agua y enjuagar allí dentro el trapeador de tela)
  4. Una vez que hayas enjuagado correctamente el trapeador deberás ponerlo a secar (Es recomendable hacerlo al sol y con buena ventilación)
  5. Una vez que tu trapeador se encuentre seco podrás volverlo a utilizar. (Es conveniente realizar este proceso todas las veces luego de utilizarlo ya que es un elemento que se ocupa de la peor parte que es limpiar y por lo tanto puede correr el riesgo de llenarse de humedad y juntar bacterias u hongos. De esta manera lo podrás mantener limpio y desinfectado para utilizar exitosamente

Sin dudas que tu trapeador quedará con un olor hermoso y totalmente limpio para que puedas seguir utilizándolo.

TIP EXTRA: Recuerda que siempre es importante dejar el trapo secar una vez que terminas de usarlo para que la humedad no le genere mal olor.