Si te gusta la espinaca pues estás en el lugar indicado porque hoy te enseñaremos cómo cocinarla sin que pierda sus nutrientes y para que pueda llenar de proteínas tu cuerpo y estar saludable.

Esta deliciosa verdura de hoja verde oriunda de Asia es maravillosa principalmente por su delicioso sabor y también por sus aportes en magnesio, fibra, hierro, vitamina A, E y C, entre otras. La espinaca se puede comer de diversas maneras y te contaremos cómo aprovechar su potencial nutricional y de sabor.

Espinaca al vapor (LA OPCIÓN MÁS RECOMENDABLE)

Las espinacas al vapor también son una excelente forma de cocinar esta verdura para que no pierda sus nutrientes y es muy sencillo. Lo haremos con una cacerola a la mitad de agua, un colador metálico sobre esta y por encima la tapa. Esta es la mejor opción ya que la espinaca no pierde nada de nutrientes. Te mostramos una receta simple y riquísima.

Receta de espinaca al vapor con crema

¿Qué necesito?

  • 300 grs de espinaca
  • 1/2 taza de crema de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • sartén
  • olla con tapa
  • colador metálico
  • cuchara
  • pimentón, ají molido y sal

Paso a paso:

  1. Para cocinar la espinaca al vapor deberás colocar mitad de agua en la cacerola y dejar que hierva. En paralelo deberás lavar las hojas de espinaca con abundante agua
  2. Una vez que el agua hierva, deberás colocar por encima el colador metálico y sobre este las hojas de espinacas. Por encima deberás ponerle la tapa
  3. Deberás esperar aproximadamente 5 minutos para que se cocinen. Te darás cuenta porque se achicarán y porque tomarán un color más verde oscuro
  4. En paralelo deberás cortar y saltear la cebolla en una sartén y cuando estén transparentes agregar la crema de leche y los condimentos
  5. Cuando pasen los 5 minutos de las espinacas hervidas deberás agregarlas a la sartén con la crema y las cebollas y apagar el fuego
  6. Mezclar bien todo y servir

Espinaca salteada

La espinaca salteada es una excelente opción para no perder todos las vitaminas y nutrientes que tiene esta excelente verdura de hoja verde y tan solo se trata de poner un poco de aceite en una sartén o una cacerola y dejarla allí por unos minutos hasta que reduzca su tamaño y esté un color más oscuro. Solo debes mezclarla con una cuchara o espátula para que no se queme.

Receta de espinacas salteadas al ajo

¿Qué necesito?

  • 150 grs de espinacas
  • 1 taza de vino
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 diente de ajo
  • sal y pimienta a gusto
  • sartén
  • cuchara de madera o espátula

Paso a paso:

  1. Para comenzar deberás limpiar las espinacas bien con abundante agua
  2. Una vez que estén bien limpias deberás poner la sartén u olla al fuego y cuando tome temperatura colocar las cucharadas de aceite y el diente de ajo
  3. Una vez que tengas esto listo deberás echar las hojas de espinaca
  4. Deberás revolver cada tanto para que no se quemen y que todas las hojas tengan contacto con el calor
  5. Deberás condimentar con sal y pimienta (si quieres agregar otro condimento es el momento de hacerlo) y seguir revolviendo
  6. Una vez que las hojas reduzcan su tamaño y se color se vea más oscuro y vívido podrás retirarlas de allí
  7. Listas para servir y disfrutar

Espinaca hervida (OPCIÓN MENOS RECOMENDABLE)

La espinaca hervida es otra de las formas posibles de cocinar la espinaca sin que pierda todas sus cualidades positivas y el secreto está en hacerlo muy poco tiempo, con poca cantidad de agua y echándole unas gotas de limón. Para todo esto necesitarás una olla con agua y colocarlas dentro por 3 minutos.

Lo que sucede con este método es que gran parte de los nutrientes termina en el agua. Lo que puedes hacer es utilizar el agua que queda para otro fin, y así aprovechar todos los nutrientes.

Receta de espinaca hervida para tarta pascualina

¿Qué necesito?

Para la masa:

  • 2 tazas de harina 000
  • 2 cucharadas de levadura en polvo
  • 1/2 taza de aceite
  • 1 taza y media de agua
  • 2 cucharadas pequeñas de sal
  • tartera

Para el relleno:

  • 500 grs de espinaca
  • 2 cebollas
  • 1 ajo
  • 1 morrón rojo
  • 4 huevos
  • 1 taza de queso rallado
  • sal, pimienta y nuez moscada
  • sartén
  • cucharada de madera o espátula
  • 2 ollas

Paso a paso: 

  1. Para comenzar a cocinar la masa deberás juntar el harina con el agua, la sal, la levadura y el aceite y mezclarlos hasta obtener una masa que puedas manipular y estirar
  2. Una vez que la tengas lista deberás separar la mitad para colocar en el molde de la tartera y la otra mitad deberás reservarla
  3. Para el relleno deberás cortar y saltear las cebollas, el morrón y el ajo
  4. En paralelo deberás poner a hervir las espinacas en una olla y los huevos en otra
  5. Una vez que estén bien salteadas las verduras y que la espinaca esté cocinada deberás mezclarlos y agregar el queso para que se derrita
  6. Luego deberás sacar los huevos de la olla y cortarlos en rodajas finas
  7. Deberás colocar una base del relleno con la mitad del mismo sobre la tartera, colocar las rodajas de los huevos encima y luego colocar la otra mitad del relleno para cubrirlos
  8. Y finalmente deberás colocar la masa de la tarta que te sobró para cubrir la superficie de la tarta
  9. Meter al horno todo por 30 minutos y luego disfrutar