Si hay algo muy molesto que sucede en la cocina a la hora de cocinar es la grasa pegada en los objetos, sobre todo en las ollas y sarténes que suelen absorber con facilidad los restos de comida, grasa y aceites de cuando cocinamos.

Y muchas veces nos encontramos con que nuestro detergente cotidiano no nos resuelve el conflicto, por esto mismo en el artículo de hoy te contaremos cómo quitar la grasa pegada de las ollas para que disfrutes de tus utensilios para cocinar limpios y listos para usar.

Truco del vinagre + agua

El vinagre es un aliado ideal en la cocina tanto para la confección de recetas, cocciones y condimentando nuestros platos. Pero también es ideal para quitar la grasa de nuestras ollas por su efecto abrasivo y limpiador. ¡Te contamos el paso a paso para recuperar esa limpieza!

¿Qué necesito?

  • 5 cucharadas de vinagre blanco
  • agua
  • olla que quieres limpiar
  • esponja
  • detergente
  • olla que quieres quitarle la grasa

Paso a paso:

  1. Para comenzar deberás colocar la olla sobre los quemadores u hornallas de tu cocina con la mitad de agua y las 5 cucharadas de vinagre
  2. Luego deberás encender el fuego bajo la olla y llevarla a hervir
  3. Cuando esto suceda, la grasa de adentro de la olla comenzará a despegarse y a irse de allí
  4. Unos minutos después podrás apagar el fuego y esperar a que enfríe un poco
  5. Cuando esté a temperatura ambiente o tibia podrás con la esponja frotar la mezcla en la olla por todos los bordes e incluso podrás esparcir la mezcla por la parte de afuera de la olla y sus manijas o sostenes
  6. Luego de esto deberás enjuagar con abundante agua (de lo posible caliente) y lavar con tu detergente de siempre
  7. Este truco del vinagre puedes realizarlo 1 vez al mes para profundizar la limpieza que le haces luego de cada uso

Truco del limón + agua

Esta otra combinación de ingredientes es genial para quitar la grasa de tus ollas pues se trata de dos elementos naturales, no tóxicos y super efectivos para realizar dicha limpieza. Te contamos cómo hacerlo.

¿Qué necesito?

  • el jugo de 2 limones
  • agua
  • esponja
  • detergente
  • olla que quieres quitarle la grasa

Paso a paso:

  1. En principio deberás colocar la olla sobre los quemadores u hornallas y dentro ponerle la mitad de agua y el jugo de 2 limones
  2. Una vez que tengas todo esto allí deberás encender el fuego debajo de la hornalla y llevarlo a hervir
  3. Pasado el hervor, deberás dejar unos 5 minutos esta mezcla haciendo efecto en la olla para que despegue la mayor cantidad de grasa y suciedades que tiene dentro
  4. Y cuando este tiempo pase deberás retirarlo del fuego y esperar a que se encuentre a temperatura ambiente o tibia para poder limpiar en profundidad en la parte de adentro
  5. Con la ayuda de la esponja deberás fregar por dentro y por fuera, las manijas y la parte de atrás
  6. Y por último deberás enjuagar con abundante agua (de lo posible caliente) para luego finalizar lavándola con el detergente que utilizas siempre
  7. Este truco también puedes aplicarlo 1 vez por mes para obtener un proceso de desengrasado óptimo y constante de tus ollas

Otras recomendaciones para quitar la grasa de tus ollas

  • Lavarlas luego de usarlas: esta premisa puede ser muy agotadora pero sí que es super útil y efectiva. Se trata de que limpiemos las ollas una vez que las terminemos de usar. Esto hará que no quede grasa pegada en ellas y que el desgaste de este objeto no sea tan notorio. En caso de que no tengas el tiempo necesario para lavarla en el momento, es conveniente que la dejes en remojo con agua caliente para que se vaya despegando la grasa. 
  • Ayudarte un poco con agua gasificada: el agua gasificada tiene propiedades muy útiles que harán que la grasa y los restos de comida salgan con más facilidad por lo tanto prueba dejar en remojo con esta antes de lavar para ayudarte a quitar la grasa.
  • Agrega un poco de suavizante de tela: si no tienes vinagre o limón para ayudarte a hacer la limpieza de tus ollas pero sí tienes suavizante para ropa pues échale una cucharada del mismo a tu olla para fregarla con la esponja, detergente y agua caliente. Esto te ayudará a despegar la grasa de la misma y obtener una olla super reluciente