En todos los guardarropas tenemos una sección de prendas blancas (tanto de la parte superior como de la parte inferior de nuestros cuerpos), sábanas, toallas, ropa de cama blanca y más que queremos que conserven su blancura. Pero, ¿te ha pasado que la lavadora no te las deja del todo blancas?

Si eres un amante de la ropa blanca, de su pureza, de su frescura y quieres que se vea tan blanca como la nieve o como si fuera nueva te contamos algunos secretos para que la puedas lavar y te quede tal cual como lo deseas. ¡Es muy sencillo así que manos a la obra!

Secreto para que la ropa quede blanca: vinagre

El vinagre es un super ingrediente que a la hora de limpiar es un excelentísimo aliado tanto para nuestro hogar como para nuestras prendas. Y si quieres que tu ropa luzca super blanca y perfecta te contamos cómo hacerlo.

¿Qué necesito?

  • 1 taza de vinagre
  • jabón para ropa
  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • lavadora

Paso a paso:

  1. Para dejar tu ropa super blanca como la nieve deberás preparar tu lavadora como siempre haces para tus lavados con tu jabón para ropa usual
  2. Y justo antes de comenzar el lavado deberás colocar 1 taza de vinagre dentro
  3. Deberás proceder a hacer un lavado con estos ingredientes
  4. Y una vez que finalices el lavado con vinagre que te habrá intensificado la blancura de tus prendas deberás volver a lavar la ropa pero esta vez con jabón para ropa y con la 1/2 taza de bicarbonato de sodio en polvo
  5. Finalmente, cuando termine el lavado deberás poner a colgar la ropa para que seque
  6. Y luego disfrutar de la blancura perfecta de las telas

Otros consejos para obtener tus prendas super blancas

Lava las prendas blancas solas

Este consejo es de los más simples y valiosos y se trata tan sencillamente de colocar en la lavadora solo las prendas blancas, es decir, cuando te propones a lavar ropa blanca tan solo deberás lavar ropa blanca. 

Muchas veces para hacerlo más rápido o para lavar más decidimos mezclar diferentes prendas de colores con las blancas -las que sabemos que no destiñen o las que tienen puntos o rallas- pero la realidad es que lo más óptimo que puedes hacer es lavar las prendas blancas solas, esto te ayudará a lograr un blanco puro como el de la nieve.

Chequea el agua donde lavas

No importa si lavas en la lavadora o si lavas a mano, pero sí importa que este agua sea clara y cristalina, que no posea tierra o restos de químicos o residuos pues estos pueden alterar el estado de tu ropa y por lo tanto su blancura.

Es conveniente que el agua sea bien transparente y pura para garantizar una buena limpieza y para proteger tus prendas de posibles accidentes como manchas para poder lograr el blanco nieve que anhelas.

Seca la ropa al sol

Los rayos UV son ideales para colocar tu ropa a secar pues tienen grandes propiedades beneficiosas que ayudan al blanqueamiento de tus prendas. Además contribuye a la eliminación de gérmenes o bacterias que puedan quedar en estas.

Otra de sus ventajas es la rapidez con la que se secan las prendas y la efectividad de la misma. Y secarlas al sol evitará que pueda conservar humedad o que pueda teñirse por estar cerca de otra prenda de color.

Utiliza productos naturales para blanquear

Si necesitas seguir blanqueando tus prendas y no tienes vinagre o bicarbonato de sodio, otras grandes opciones a las cuales recurrir para dejarlas blancas como la nieve pueden ser: el agua oxigenada o el jugo de limón.

Ambos ingredientes son ideales para ayudar en el blanqueamiento de tus prendas y funcionan de la misma forma que el vinagre y el bicarbonato. Tan solo necesitarás colocar en el compartimiento junto con el jabón media taza de cada uno para que ayuden a blanquear tus prendas y dejarlas como nuevas. 

Lava tus prendas blancas luego de usarlas

Es cierto que muchas veces queremos darle más de un uso a las prendas para lavarlas pero con las prendas blancas es necesario tomar otra postura dado que son más sensibles y permeables a ensuciarse o mancharse.

Una manera de que tus lavados sean más efectivos y tu ropa quede más blanca es lavarlas luego de usarlas, de esta manera evitarás que acumulen manchas de suciedad y podrás mantener su blancura tan pura como la nieve.