Los buñuelos de acelga son de nuestros preferidos porque en esta fabulosa pieza nos encontramos con un delicioso aroma y sabor pero además nos encontramos con una comida con gran cantidad de nutrientes y propiedades beneficiosas para nuestra salud.

La acelga es una verdura que tiene gran cantidad de vitaminas y minerales y es una de las más elegidas para dietas porque aporta poca cantidad de grasa, mucha fibra y pocas calorías. Y nos resulta ideal para armar buñuelos de acelga aunque a veces nos encontramos con el problema de que nos quedan algo aceitosos, pero en el artículo de hoy te compartimos algunos secretos para evitarlo.

¿Querés disfrutar de lo exquisito que te ofrecen los buñuelos de acelga? ¿Quieres aprender a hacerlos poco aceitosos? ¡Manos a la cocina!

receta de buñuelos de acelga

Aceite muy caliente

Esperar es lo más difícil cuando ponemos manos a la obra en la cocina, es cierto, pero a veces esperar es la clave de que nuestra receta salga excepcional. Este es el caso de los buñuelos de acelga: si quieres obtener unos excelentes buñuelos de acelga fritos pero no te queden aceitosos el secreto está en esperar.

Una vez que ponemos el aceite al fuego lo importante es esperar al momento exacto en el que el aceite está a alta temperatura para meter dentro los buñuelos. Si el aceite no está muy caliente pues tardarán más en cocinarse, el aceite se espesará y este terminará en los buñuelos haciéndolos super aceitosos e incómodos de comer.

Taparlos de aceite

Esto es lo que realmente marcará la diferencia, es muy importante tapar de aceite los buñuelos de acelga para que luego al sacarlos no nos queden muy aceitosos.

SECRETO: Cuando vayas a freír el aceite para cocinarlos dentro, presta atención especial en el tamaño de la olla o sartén y su relación con la cantidad de buñuelos que harás. A veces conviene hacer más de una tanda si se vuelve necesario, con tal de que todos los buñuelos se encuentren bajo aceite al echarlos allí. Esto hará que se cocinen bien y rápido evitando que absorban la grasa de todo el aceite.

Gotitas de ácido en el aceite

El ácido es un ingrediente que te ayudará con el truco de hacer buñuelos de acelga sin que te salgan aceitosos y es de lo más sencillo. Tan solo necesitarás unas gotas de limón o de vinagre y colocarlas dentro del aceite donde estás cocinándolos.

Colocar un poco de este ingrediente ayudará a la filtración de grasas del aceite y además si te agrada el sabor podrá aportar un dejo de aroma y sabor a la fritura. Con los buñuelos de acelga queda sensacional y es muy efectivo para que no absorba tanto el aceite.

Receta de buñuelos de acelga fritos

Si quieres poner a prueba estos fantásticos trucos para cocinar buñuelos de acelga fritos pero sin que queden acetosos te ofrecemos esta receta especial de buñuelos para que lo hagas y disfrutes de compartir esta delicia con tus seres queridos. ¿Te animas? ¡Es super sencilla!

Ingrediente:

  • 1 paquete de acelga
  • 2 huevos
  • ajo
  • 1 cebolla
  • 1 morrón
  • sal, pimienta, pimentón dulce
  • aceite de oliva
  • 300 grs de harina
  • 1 taza de leche
  • 100 grs de queso rallado

Preparación paso a paso:

  1. Lo primero que debes hacer es lavar y cortar el morrón, el ajo y la cebolla
  2. Una vez que lo hayas echo, colócalos en una sartén y saltéalos con un poco de aceite de oliva
  3. Mientras tanto puedes lavar las hojas de acelga, cortarlas en tiras finas a lo ancho y agregarlas a la sartén que contiene la cebolla, el ajo y el morrón
  4. Una vez que todo esto esté salteado, apaga el fuego y retíralas de allí
  5. En paralelo llena un boul con la taza de leche, el harina, el queso rallado y los condimentos que quieras añadir 
  6. Ahora coloca las verduras salteadas en el boul y mezcla los ingredientes hasta que puedas maniobrarlos con tus manos
  7. Es momento de hacer pequeñas bolitas para obtener los buñuelos de acelga
  8. Mientras tanto pon a freír el aceite y cuando alcance una alta temperatura colócalos allí
  9. Deja que se frían y luego retíralos del aceite caliente, déjalos secar en un papel y ¡a comer!