¿Sabias que el maíz era usado ya por los Aztecas a principios del siglo XVI?; el por ello que se cree que las palomitas de maíz eran el alimento mas consumido en el continente americano.

Los Europeos las conocieron a través de las diversas conquistas. Así se expandieron por el mundo y adquirieron diferentes nombres tales como: Cabritas en Chile, Pochoclo en Argentina, Pipocas en Brasil o Poporopo en Guatemala. Pero en todos los casos el sabor de las tan apreciadas Palomitas es inconfundible. Para eso saber los secretos para poder disfrutarlas en casa es el gran desafío de cantidad de hogares.

Para ello, a continuación te acompañaremos uno de los métodos, que harán de tus palomitas un verdadero manjar y que solo habrás disfrutado en un cine, mirando una muy buena película.

Ingredientes:

  • 180 gramos de azúcar
  • 65 ml de leche
  • Manteca
  • 1 bolsa de maíz crudo

Preparación:

  1. Pondremos en una olla a fuego medio los 180 gramos de azúcar
  2. Dejamos actuar un minuto para luego agregarle los 65 ml de leche
  3. Revolver constantemente hasta que se integren
  4. Agregar una cucharada de manteca y dejar derretir dentro de la preparación
  5. Conseguiremos un caramelo de excelencia
  6. Retirar del fuego y reservar
  7. Colocar otra olla en el fuego que deberá de estar alto
  8. Le derretiremos dentro una cucharada de manteca
  9. Incorporaremos la bolsa de maíz crudo dentro y revolveremos
  10. Tapar la olla y dejar cocinar
  11. Cuando empiecen las explosiones de los granos, bajar el fuego a medio
  12. Cuando las explosiones comiencen a disminuir o casi desaparecer, es el momento de apagar el fuego
  13. Dejar las palomitas en reposo durante un minuto
  14. Ahora si tomaras tu caramelo y echaras adentro del bol las palomitas
  15. Tapar el bol y hacer movimientos con las manos para mezclar los ingredientes que se encuentran dentro
  16. Listo, destaparas el bol y podrás comenzar a disfrutar de las mas increíbles palomitas de maíz.

Secretos para tener en cuenta:

1 – Si los granos no se revientan:

Es muy común que cuando nos proponemos a realizar nuestras palomitas, muchos granos no llegan a reventar. Esto pasa porque esos granos están secos, por lo que la solución seria sacar esos granos y ponerlos en un bol tapado con agua para que se hidraten y al cabo de 48 horas proceder a cocinarlos.

2 – La olla siempre tapada

Para una buena cocción de tus palomitas, una vez que le has incorporado el aceite o la manteca y le has echado los granos de maíz es fundamental que tapes la olla; esto no solo es porque se cocinaran con calor parejo dentro, sino también porque al producirse las explosiones saltan.

3 – Alta temperatura

Si hay algo fundamental para la cocción de las palomitas, es la temperatura de cocción. Para que queden muy ricas y crujientes, es fundamental que el aceite o la manteca que pongas primero en la olla este muy caliente, ¡¡¡ojo muy caliente no quiere decir quemada!!! Una prueba ideal es tirar en la olla un par de palomitas y si notas que caen y giran es ´porque la temperatura es perfecta, incorpora entonces el resto y recién ahí baja a fuego medio.

4 – El microondas un aliado

Para hacer las palomitas en el microondas, solo tienes que tener en cuenta de usar un bol apto para este. Coloca el aceite, con el maíz y si deseas la sal en el bol y tápalo. Cocina a máxima potencia por no menos de tres minutos.