Si hay un alimento que podemos cocinar de muy variadas formas, es la carne de res.

La podremos asar, cocinar en parrilla, plancha o al horno, y siempre obtendremos un exquisito plato al que con elegir un buen acompañamiento obtendremos el mejor menú para nuestra mesa. Pero no siempre todo depende de nuestras manos y la cocción. La carne no siempre es tierna o blanda y este es un gran problema.

Es por ello que a continuación te mostraremos, como obtener una carne de excelente gusto, pero fundamentalmente muy tierna y ablandada para lucirnos.

Ingredientes:

  • Carne, cantidad necesaria
  • 1 papaya
  • limón
  • sal
  • cebolla

Preparación:

  1. Primero buscaremos un bol amplio como para colocar en el las chuletas de res y la preparación de la papaya.
  2. Cortaremos la carne en bifes anchos
  3. Ahora trabajaremos con la papaya
  4. Colocarla sobre una tabla y con un pelapapas sacarle toda la cascara.
  5. Cortaremos nuestra papaya con semillas y todo en trozos pequeños y la colocaremos dentro del vaso licuador.
  6. Le echaremos agua y procederemos a licuarla.
  7. Ahora colocaremos de a dos los bifes en el bol y le tiraremos por encima nuestro licuado, volveremos a colocar por encima de estos otros dos bifes y nuevamente le echaremos el licuado y proseguiremos haciendo lo mismo hasta terminar de colocar dentro del bol todos los bifes.
  8. Si te sobra licuado, echárselo por encima a todos los bifes.
  9. Ahora dejaremos en reposo nuestra preparación por espacio de dos horas.
  10. Pasado este tiempo, con ayuda de un cuchillo saca toda la papaya que cubre los churrascos.
  11. Coloca los bifes en otro bol y échales jugo de limón, sal y raya cebolla.
  12. Mezcla todo muy bien.
  13. Coloca tus bifes en la plancha, la parrilla o en el medio que prefieras y procede a cocinarlo de forma habitual.
  14. Al terminar la cocción notaras que tus churrascos se deshacen.

Para que tengas mas elementos que te ayuden a la hora de cocinar tu carne, procederemos a darte algunas ideas mas para que tus churrascos queden realmente tiernos.

Si el video te ha gustado te recomendamos que sigas al creador: La Familia Cocina Mexicana

Unos golpecitos perfectos:

Es muy bueno a la hora de cocinar carnes, tener entre los utensilios de cocina un mazo. Si colocamos la carne, ya cortada sobre la mesada, procederemos a darle algunos golpecitos con el mazo para ablandarla. Esto sucede porque estos golpes rompen las fibras que conforman los tejidos de la carne, dejándola fácil de masticar y muy tierna a la hora de comer.

Marinar la carne nunca falla:

Marinar, no es otra cosa que preparar una mezcla liquida sazonada antes de cocinarla y también les agrega un toque de sabor. Podemos mezclar un elemento acido como vinagre, vino, cerveza, limón, etc, que cocinara parcialmente nuestra carne y la ablanda. Pero también la podemos marinar en sal. Probemos también con aceite que puede ser el mas aconsejable el de oliva y para terminar le deberemos de agregar condimentos: ajo, jengibre, perejil, miel, pimienta, mostaza, pimentón o la que tu prefieras.

Para que tengas idea en los tiempos en los que deberás dejar marinar tus carnes, te contamos que para el pescado los tiempos deberán ser de  15 minutos mínimo y 30 minutos máximo. Pollo entre 20 minutos mínimo y máximo de 12 horas. Carne tiempo mínimo de 4 horas y 12 horas máximo.

La salmuera es un gran aliado:

La sal relaja las proteínas de la carne por ende las ablanda. Para hacerlo debes de cubrir la carne de ambos lados con sal gruesa y la dejaras reposar por no menos de 30 minutos y máximo de una hora. Luego procederás a lavar la carne y luego secarla para después comenzar con la cocción de tu preferencia