El chicharrón comúnmente está hecho de tocino ya que esta es la parte mas grasa y sabrosa del cerdo. Su sabor y su consistencia son únicos. Se utiliza para darle cuerpo a muchas sopas, para cocinar carne, para condimentar el pan o como para comer en frituras.

Esta consistencia crujiente no es solo posible de lograr para los restoranes o productos envasados. Nosotros mismos podemos realizar un chicharrón de cerdo súper crujiente y muy sabroso. Solo sigue los pasas de la receta y verás como tu también puedes hacerlo.

¿Qué necesito?

  • 1/2 kilo de tocino sin piel cortado en tiras
  • una cucharadita y media de bicarbonato de sodio
  • aceite para freír (el que mas sea de tu agrado)
  • sal a gusto
  • sartén para freír
  • papel para absorbente

Paso a paso:

  1. Tomamos nuestra porción de tocino y en casa de que tenga piel se la quitamos
  2. Luego vamos a agarrar las cantidades indicadas de bicarbonato y vamos a comenzar a untarlo por nuestro corte con el dedo. Se recomienda no superar la cantidad indicada para que no genere otro tipo de sabor.
  3. Luego lo sazonamos con sal a gusto.
  4. Después llevamos nuestro tocino a la nevera durante una hora.
  5. Cuando lo hayamos sacado de la nevera tomaremos el cuchillo y lo troceamos en las porciones que queramos.
  6. Una vez dividido, comenzaremos a realizar unos cortes en cada porción.
  7. Pondremos la carne del tocino mirando hacia arriba y le haremos «los dientes» o «patitas» a cada trozo. Cortamos la carne de manera recta, es decir desde arriba hacia abajo y frenando una vez que lleguemos al inicio de la grasa.
  8. Luego debemos poner a calentar el aceite hasta que alcance una temperatura de 370° – 375° F o 180°/190° C. Es importante que el aceite sea abundante y que tape el trozo de tocino al sumergirlo.
  9. Una vez que el aceite esté a la temperatura deseada sumergimos el trozo de tocino en él y lo dejaremos freír por aproximadamente diez minutos o hasta que quede dorado y crocante.
  10. Es importante ir movimiento el tocino a medida que se va friendo ya que acelera el procedimiento y lo dejara parejo.
  11. Una vez pasado el tiempo necesario, sacamos el tocino de el aceite y lo colocamos sobre papel absorbente para que se escurra.
  12. Si lo desean pueden sazonarlo nuevamente con sal a gusto.
  13. Y eso es todo, nuestros chicharrones ya están listos para disfrutar con unos ricos frijoles o con lo que mas les guste acompañarlos.

Si te ha gustado la receta no olvides visitar el canal de youtube: Sweet y Salado. Es quien ha hecho esta gran receta y tiene muchos contenidos interesante.

Otro truco para cocinar chicharrones de puerco bien crujientes sin aceite

Si quieres probar una manera más «light» de hacer los chicharrones de puerco y que aun así sigan siendo crujientes. Entonces debes intentar esta receta que te mostraremos a continuación.

El secreto está en cocinarlos al horno y sin aceite. Sí así como lo lees, es posible cocinar los chicharrones y dejarlos bien sequitos. Toma nota porque de seguro querrás probarla.

¿Qué necesito?

  • 1/2 kilo de tocino sin piel
  • una cucharadita y media de sal
  • una cucharadita de pimienta
  • una bandeja para el horno
  • papel aluminio para horno (opcional)

Paso a paso:

  1.  En primer lugar enciende tu horno y  pre caliéntalo a 240° C mientras preparas el chicharrón.
  2. Luego debes trocear el tocino en pedazos medios, ni muy grandes ni muy chicos. Lo importante es que sean todos los trozos iguales para conseguir una cocción pareja.
  3. También podemos optar por la opción de cortar el tocino en forma de «acordeón». Con cortes rectos desde arriba hacia abajo y frenando antes de llegar a la grasa.
  4. Una vez que tengamos los trozos cortados los meteremos en un recipiente para agregar la sal y la pimienta. Mezclamos bien con la mano sin agregar ningún tipo de aceite.
  5. Luego pasaremos a acomodar los trozos en nuestra bandeja. Podemos optar por ponerle papel aluminio o utilizar la bandeja sin nada. Eso depende de ti. Lo importante es acomodar los trozos es que queden despegados entre sí.
  6. Después los meteremos al horno durante 10-15 minutos. Si tienen gratinador se ahorran tener que darlos vuelta. En caso de que no tengan los voltean y los cocinan durante 10-15 minutos más.
  7. Una vez que listos veremos que están crujientes y que han liberado bastante grasa propia. Esta grasa podemos guardarla y utilizarla para cocinar o simplemente votarla.