Todos queremos que nuestra casa luzca increíble, pero deseamos usar la mínima cantidad de limpiadores comerciales, ya que muchos de estos contienen químicos que pueden llegar a dañarnos.

Para solucionar este problema hemos recopilado para ti lo mejores trucos para limpiar usados en la antigüedad por nuestra abuela. Basados principalmente, en productos que todos tenemos en casa como el vinagre, el limón y bicarbonato.

Elimina una mancha de agua del metal

Para desaparecer este tipo de manchas es necesario frotar el limón sobre la superficie y pasar un trapo seco.

Limpia la grifera

Moja un paño con jugo de limón y pasalo por toda la pieza hasta eliminar todas las calcificaciones que tiene. Además de lograr una limpieza profunda este truco nos encanta porque le dará un cromado increíble.

Desinfectar y eliminar olores de los trastes

Para esto te recomendamos colocar sal en todos los trastes. Después, frotalos con un limón enjuagalos con suficiente agua para que no queden pegajosos.

Eliminar el sarro del inodoro

Emplea varias capas de papel humedecidas con vinagre por varias horas hasta que notes que las manchas empiezan a ceder.

Desodorizar la lavadora

Deja que la lavadora se llene con agua tibia a 90°C, agrega bicarbonato y realiza un ciclo de lavado. Gracias a esto eliminarás todas la bacterias y hongos.

Limpia los vidrios

Corta una papa por la mitad y pásala por tus vidrios. Después moja un trapo con una mezcla de vinagre y agua y frotalos un poco. Para finalizar, seca toda la superficie.

Desinfectar el colchón

Espolvorea bicarbonato por toda la espuma, deja que actúa por 3 horas y finaliza aspirando.

Elimina calcificaciones

Retira todos los compuestos del baño que tengan calcificaciones y colócalos dentro de un recipiente con vinagre asegurándote de que este cubra toda la pieza. Déjalo actuar por lo menos 12 horas y listo, quedará como nueva.

Elimina la grasa y el óxido

Prepara una pasta con bicarbonato y vinagre, posteriormente colócala en las partes manchadas y luego retírala con abundante agua.

Desinfecta la nevera

Disuelve bicarbonato en agua y usa una esponja para limpiar toda la nevera con la mezcla. Posteriormente, deja actuar por unos 5 minutos y retira.

Quita manchas de la alfombra

Humedece una toalla o paño en agua con vinagre blanco y colócala en donde se encuentra la suciedad. Posteriormente, aplica algo de vapor en la zona por 30 segundos.

Dales una nueva vida a tus azulejos

Limpia las uniones que existen entre cada azulejo frotándolas con una mezcla de bicarbonato y agua.

Hasta aquí nuestros consejos de hoy, esperamos que te sean de mucha utilidad y te ayuden a dejar tu casa reluciente.