Muchas veces nos suele pasar que compramos productos y transcurrido el tiempo pensamos que todavía están frescos, pero en realidad la mayoría de las personas terminamos tirando a la basura dichos ingredientes debido a su mal estado.

15 Maneras simples de hacer que tu comida dure más

Por eso a continuación, les contaremos algunos trucos para poner en práctica, con el objetivo de que aprendamos a almacenar y conservar correctamente nuestros alimentos.

Conservar hiervas

Por lo general, las hierbas no duran mucho tiempo y menos si las metemos en la heladera. Por eso les recomendaremos que apliquen 2 ideas que los ayudaran a mantenerlas en buen estado:

  • Podemos optar por conservarlas incorporándolas dentro de un vaso con agua en la heladera. Esto generará que podamos disfrutar 3 o 4 días más nuestras hierbas.
  • Si deseamos mantenerlas sanas por más de 4 días, simplemente las untaremos con manteca. Para realizar este procedimiento, lo primero que debemos hacer es colocar las hojas o ramitas en una bandeja con hielo y verterles por encima la manteca derretida hasta cubrir todo perfectamente. Por último, mandaremos al freezer las hiervas con la bandeja para conservarlas correctamente.

Mantener el repollo fresco por más tiempo

No debemos reservar el repollo dentro de una bolsa plástica, ya que lo ideal sería que lo guardemos en el cajón de los vegetales de la heladera.

De esta forma, se mantendrá con sus propiedades y sabores durante el tiempo de dos semanas.

Mantener lechuga y espinacas frescas

Siempre debemos lavar nuestra lechuga y espinaca antes de guardarla. Lo ideal sería higienizarlas con agua fría y dejarlas reposarlas en una fuente cubierta con rollos de cocina para que absorban toda el agua que larguen.

Luego, cubriremos todo muy bien con film para que mantengan sus propiedades contenidas.

Te recomendamos: Cómo congelar verduras y frutas en casa correctamente

Almacenar cebollas

No es muy buena idea guardar las cebollas en nuestra heladera por la humedad, además su olor puede llegar a contaminar toda la zona donde la colocamos.

Lo que debemos hacer es dejarlas a temperatura ambiente, alejadas de las papas o cualquier otro vegetal, de esta forma nos durarán por meses.

Envolver el queso en papel manteca

Nunca debemos reservar los quesos en una bolsa o envoltura de plástico, ya que acelerará su descomposición. Lo más recomendable es guardarlo en  papel manteca y luego, envolverlo en una bolsa. De esta forma, te durará más tiempo.

Mantener el pan fresco y sin moho por más tiempo

Muchas veces nos ha pasado que el pan que compramos se nos descompuso más rápido de lo que pensábamos. Por eso, para que el pan se mantenga fresco, debemos envolverlo en una toalla limpia e higienizada y luego reservarlo en una zona segura, libre de humedad.

Mantener los nutrientes de las zanahorias

Cuando compremos zanahorias debemos tener en cuenta de cortarles su tallo y luego reservarlas. De esta forma, estos vegetales se mantendrán fresco y sabrosos durante mucho más tiempo.

También les recomendamos evitar guardarlas en bolsas de plástico, lo más eficaz es reservarlas en en cajón de verduras de la heladera.

Almacenar frutos

Debemos evitar lavar las estos frutos ni bien los compramos, ya que acelerará su proceso de descomposición. Por eso les recomendamos que compren en pocas cantidades y solo laven lo que vayan a utilizar.

Mantener frescos los hongos o champiñones

Si cuando compramos champiñones o hongos nos vienen en una fuente de plástico, debemos retirarlos y lavarlos inmediatamente para que estos no junten más humedad. Luego de higienizarlos, los dejaremos que se sequen en rollos de cocina y lo incorporaremos en una bolsa de papel.

También podemos optar por congelarlos hasta utilizarlos.

Almacenar el jamón crudo

Una vez abierto nuestro embutido, nunca debemos reservarlo en su envoltorio original, ya que ya estuvo en contacto con el ambiente y esto puede llegar a traer como consecuencia bacterias en exceso. Por eso les brindaremos los siguientes métodos o ideas:

  • Podemos optar por reservar nuestro embutido dentro de una bolsa hermética y llevarlo al freezer a que se congele.
  • También podemos optar por guardarlo en un recipiente hermético en la heladera, tengamos en cuenta que este tipo de fiambres no dura muchos días.

Mantener la carne fresca sin congelarla

Si deseamos no congelar las carnes que puede ser que usemos para una preparación, podemos optar por colocarla en un recipiente de plástico y llenarla con aceite de oliva.

Este tip conservará la carne y hará que se intensifiquen los sabores. Además podemos utilizar esto para marinar nuestra carne, agregándole variedad de especias.

Mantener el queso de oveja en salmuera

Muchas veces el queso se nos hecha a perder por comprar en demasía y por eso optamos por tirarlo. Para que no suceda más esto hoy les traemos una recomendación.

Lo primero que haremos es, en un recipiente colocar 4 tazas de agua y 100gr de sal. Luego mezclaremos muy bien e incorporaremos el queso dentro de la salmuera. Igualmente, debemos tener en cuenta que antes de usarlo hay que lavarlo abundantemente con agua fría.

Mantener los limones frescos por un mes

Lo más recomendable es reservar los limones en una bolsa de plástico en la heladera, de esta forma los mantendremos fresco por el tiempo de un mes. Si optamos por dejarlos a temperatura ambiente el tiempo cambia a una semana.

Reservar puerros en la tierra

Este método es muy eficaz para que los puerros se mantengan frescos. Lo único que debemos tener en cuenta es que antes de usar tenemos que lavarlos bien y quitarles su primer capa que estuvo en contacto con la tierra.

Mantener las bananas frescas

Para mantener las bananas frescas, envolveremos sus tallos en papel film ya que de esta forma no tomaran una textura blanda, ni se maduraran rápidamente. Recordemos que siempre que quitemos una fruta, debemos envolver nuevamente el tallo de las otras para que la humedad no pase.