Sin duda alguna, los electrodomésticos son muy utilizados en el hogar y el lavarropas es uno de ellos. Razón por la cual, no es raro que en algún momento surjan problemas con el lavarropas.

De hecho, no es raro que esto suceda debido al uso continúo de la lavadora. Quizás uno de los problemas es una posible fuga de agua que hace que el lavarropas no funcione correctamente.

4 Problemas con el lavarropas que no permiten que funcione correctamente

Como primera medida, debemos buscar la verdadera causa de por que la lavadora no funciona bien. Para ello, vamos a identificar de dónde sale el agua:

Identificar de dónde sale el agua

Pasos que debemos dar para averiguar de dónde proviene la fuga del lavarropas:

  • En primer lugar, apagamos la lavadora y la desenchufamos.
  • Luego cerramos del grifo que suministra agua a la manguera de la maquina.
  • Seguidamente debemos revisar las mangueras conectadas al lavarropas por si tienen alguna grieta, agujeros, corrosión, etc.
  • Junto a esto hay que revisar las abrazaderas que ajustan las mangueras, los tornillos y arandelas, que podrían estar sueltos o hasta oxidados.
  • También es importante observar la puerta de la lavadora, asegurándonos de que no haya agua o goteras alrededor de la misma.
  • Otra aspecto a revisar es que la maquina se encuentre bien nivelada al suelo.
  • Para terminar, es importante ver el desagüe por donde sale el agua durante el ciclo de lavado, si se encuentra atascado dejará el piso mojado.

Después de repasar los posibles problemas con la lavadora, procedemos a reparar 4 partes que pueden dañarse y que provoca que el lavarropas no funcione correctamente:

1. Mangueras dañadas

Si alguna de las mangueras esta dañada o perforada, se debe reemplazar directamente por otra. Es la mejor opción, ya que necesitamos del lavarropas por su uso continúo.

2. Abrazaderas sueltas

Si hemos notado que una abrazadera estaba suelta, solo hay que ajustarlo nuevamente. Pero si está oxidado, se deberá reemplazar por uno nuevo. También verifiquemos los tornillos y arandelas, para cambiarlo de ser necesario.

3. Desagüe obstruido

Si el problema está en el desagüe, sencillamente se destapa el desagüe con un producto para este propósito.

4. Bomba defectuosa

La bomba debe ser revisada, tener un buen mantenimiento y si así lo requiere, hay que reemplazarla.

Puede interesarte: Cómo limpiar la goma del lavarropas

Solicitar asistencia técnica si no podemos resolverlo

Si observamos que el problema es más complejo y que está fuera de nuestro alcance, lo mejor es acudir a un experto o técnico que nos resuelva el problema.

No estará de más consultar el manual de instrucciones que viene junto al lavarropas, siempre podemos acudir a el para refrescar nuestra mente y darle un uso correcto a la lavadora.

Utilizar el lavarropas de manera correcta

El uso correcto de la lavadora es sumamente importante, porque si tiene una fuga de agua cuando lavamos por un exceso de carga de la ropa, cuando gira el tambor el agua del interior se derramará.

Además, es vital seguir bien las indicaciones del lavarropa, respetar los ciclos de lavado, no alterarlos cuando ya está en marcha, como así también las cantidades recomendadas de jabón y suavizante.