Generalmente el uso diario del gas nos hace pensar en cómo ahorrar gas en casa, quizás no tenemos en cuenta muchas cosas importantes sobre este consumo, esto genera un gasto mayor cada mes y otros inconvenientes.

En vista de esta realidad, a continuación veremos algunos tips y consejos para ahorrar gas en casa a la hora de cocinar, los resultados serán muy beneficiosos.

Trucos para ahorrar gas en casa

7 Trucos para ahorrar gas en la cocina y pagar menos

Si no vigilamos atentamente el consumo de gas, la factura vendrá incrementada como así también nos podremos encontrar con la disminución de la presión y otros posibles conflictos.

También te puede interesar: ¿Qué hacer si la llama de tu cocina es amarilla?

1) Limpiar los quemadores u hornallas

En primer lugar, hay que limpiar los mecheros o las hornallas, es muy común que se tapen con el uso o imposibiliten que salga la cantidad de gas necesaria.

Si logramos mantener la limpieza de las hornallas y las dejamos libres de grasa, aceites o restos de comidas, el calor y la llama que emana se optimizará.

2) Utilizar elementos de aluminio

Como bien sabemos el mercado ofrece gran variedad de materiales de los utensilios de cocina, ya sea en sartenes, planchas, cacerolas, etc. Sin embargo, el material más recomendable para utilizar al cocinar es el aluminio.

La razón se debe a que es un gran conductor del calor, por el cual ayudará a que la comida se haga más rápido y mucho mejor.

Por otro lado, cuenta con la característica especial de ser super liviano y cómodo para manipular. Además, es sencillo de lavar y de transportar.

3) Escoger los tamaños de utensilios adecuados

No solo el material de los utensilios es importante sino que también el tamaño, por lo cual hay que ver qué vamos a cocinar y cuánta cantidad para elegir adecuadamente.

Por ejemplo, si vamos a cocinar algo más bien pequeño, utilizaremos una cacerola u olla o sartén chica. De esta manera, se va a calentar lo que vamos a necesitar.

De modo que si vamos a cocinar poco y lo hacemos en una cacerola grande, se tardará más tiempo en calentarse y como consecuencia, se consumirá más gas.

4) Hay que tapar la olla o sartén

Lógicamente si al cocinar tapamos la olla o sartén que utilicemos, el calor se mantendrá y se cocinará más rápido. Es una forma de aprovechar a pleno la producción de gas y sin desperdiciarlo.

Una razón más importante es que al tapar la olla o cualquier otro utensilio, permite que los ingredientes se cocinen con su propio aroma y sabor de manera más intensiva.

5) Controlar los niveles de temperatura de la hornalla

Este truco es interesante realmente porque se trata de nivelar la temperatura con la cual estamos cocinando, la clave está en comenzar a cocinar con una temperatura alta o fuego máximo e ir bajando progresivamente.

Cuando haya pasado un tiempo desde que comenzamos a cocinar y ya los ingredientes estén casi del todo cocinados, la sugerencia es apagar el fuego y dejar que se termine de cocinar con el calor de la olla.

Lo mismo sucede cuando ponemos algo a hervir, bajamos el fuego de la hornalla y dejamos que la cocción siga su curso.

6) Preparar mucha cantidad de comida

Se trata de un tip muy útil y que nos permitirá ahorrar gas, dado que al cocinar en una olla grande la misma comida en un tiempo puntual.

Otro factor es hacer preparaciones en serie será muy ventajoso, ya que podemos tener comida para otros días, ya sea que decidamos consumirla o conservarla en el freezer para otro día.

7) Juntar los alimentos en una sola cocción

Por ejemplo, si cocinamos un risoto de verduras podemos realizar el salteado de verduras en una cacerola que luego le agregamos el arroz y el agua. De esta manera, solo utilizamos una hornalla y optimamos toda la cocción completa.

Para terminar, no es necesario cocinar diferentes ingredientes en varias ollas o cacerolas, consumiendo así solo lo que se necesita.