Generalmente pensamos que cultivar plantas e incluso alimentos, es algo muy complicado y requiere de mucha atención. Sin embargo, lejos de ello, es más sencillo de lo que creemos. Este es el caso para cultivar el arbol de manzana desde semilla.

Si aprendemos a cultivarlo de la forma correcta, podremos disfrutarlo durante todo el año. Además, su fruta es una de las más versátiles y fáciles de consumir.

Cómo cultivar un árbol de manzana con una semilla para disfrutarlo todo el año

Decimos esto porque sus variantes donde ella es la protagonista son muchas, tan solo de una simple mordida, también se puede incorporar en un yogur, en un postre, etc.

Puede interesarte: Aprende a Cultivar papas en una maseta ¡Grandes y deliciosas!

Sin olvidarnos de todo lo que nos aporta a nuestro organismo, vale decir que se trata de una fruta rica en fibra, vitaminas y antioxidantes, siendo una excelente opción incluso para las personas que padecen diabetes.

¿Cómo cultivar un árbol de manzana desde semilla ?

Tenemos 2 opciones para plantar un árbol de manzana, o bien compramos la planta en un vivero o si acostumbramos a comer manzanas, podemos guardar las semillas y aprovecharlas.

Retirar las semillas de una manzana, hay que hacerlo con mucho cuidado para no cortarlas. La recomendación de los expertos es que no sea de una fruta que haya recibido un proceso de congelación.

Hay que germinarla, hay 2 métodos para hacerlo, uno de ellos consiste en colocar una pequeña capa de algodón sobre un papel aluminio y poner un par de semillas. Luego tapamos con algodón, humedecemos y cerramos el aluminio.

Paso siguiente, lo guardamos en la heladera y lo mantenemos húmedo hasta que saquen raíces las semillas, el tiempo aproximado de tardanza es de 1 mes.

Otra opción es sustituir el algodón por servilletas de papel, luego en volvemos las semillas, humedecemos las servilletas y lo guardamos en una bolsa con cierre hermético en la heladera hasta que germine.

¿Cómo sembrar una semilla de manzana?

Una vez que la semilla de manzana ha germinado, procedemos a sembrarlo y para ello necesitaremos:

Materiales:

Procedimiento:

  • Comenzamos llenando 3/4 partes de la maceta con tierra fértil, luego realizamos un agujero con una profundidad de 3 a 5 centímetros. Allí enterramos 1 a 2 semillas y cubrimos con tierra.
  • Después es importante el regado, pero hay que hacerlo con sumo cuidado para no excedernos. Se debe mantener la tierra húmeda mientras sale el primer brote y luego sí, se podrá disminuir el riego.
  • En el caso de germinar las 2 semillas, se deben separar y replantar nuevamente en otra maceta. Siempre cuidar de no lastimar sus raíces. Cuando nuestro manzano alcance entre 30-60 centímetros, recién ahí se deberá trasplantar a un macetón más grande.

Recomendaciones:

  • Si bien es cierto que se puede sembrar todo el año, la sugerencia es hacerlo en la estación otoñal. Lo mismo es recomendable en primavera y a comienzos del verano.
  • Otro consejo es que se puede sembrar las semillas en un semillero o hasta vasos de yogur, cuando hayan crecido al menos unos 5 cm, ya se pueden pasar a una maceta.
  • Mientras este en plena etapa de crecimiento, es mucho mejor colocar la maceta en un lugar de semisombra. Con el tiempo se ira acostumbrando a recibir el sol directo.
  • Tengamos presente aplicar tratamientos para evitar las enfermedades, hongos p plagas.