El Aloe Vera es una de las plantas más beneficiosas y por esto mismo son utilizadas en la salud y en la belleza personal. Además posee un gel que contiene grandes propiedades y aporta ayuda en diferentes aspectos o circunstancias.

El Jabón de Aloe vera es una excelente opción para reducir cicatrices, también ayuda a la regeneración de tejidos. Asegura una limpieza y eliminación de toxinas de la piel, alivia la picazón por picaduras de insectos, ayuda a reducir el acné, restaura el colágeno y nos garantiza una sensación del frescura para el cuerpo.

Cómo hacer jabón de aloe vera casero

Es por eso que hoy les enseñaremos cómo hacer jabón de aloe vera casero de una forma fácil y rápida.

Cómo se prepara el jabón de aloe vera casero

Ingredientes

  • 4 hojas de Aloe Vera
  • 500gr de Jabón de Glicerina
  • 100ml de Aceite de Oliva
  • Aceite Esencial de preferencia
  • Molde para jabón

Procedimiento

  1. Lo primero que debemos hacer es incorporar en un recipiente el jabón de glicerina y mandarlo a derretir al microondas. El jabón debe quedar totalmente disuelto.
  2. Una vez disuelto todo le añadiremos al jabón, el gel del aloe vera y unas gotas de aceite esencial. Este ultimo ingrediente es a gusto ya que todo depende de la fragancia que deseemos darle.
  3. Por otro lado añadiremos en una olla el aceite de oliva y lo mandaremos al fuego hasta que este tibio. Luego le añadiremos la mezcla y revolveremos hasta unir todo perfectamente.
  4. Como ultimo paso, verteremos la mezcla en el molde y dejaremos enfriar en la heladera hasta que solidifique.

Te recomendamos: ¿Cómo hacer jabón casero con aceite de cocina usado?

Jabón de aloe vera líquido

Esta es otra idea muy fácil de realizar y además lleva muy pocos ingredientes.

Ingredientes

  • Un trozo de Jabón de Aloe Vera casero
  • 2 cdas de Glicerina
  • Esencia de Lavanda
  • 3lt de Agua
  • Jugo de medio Limón

Procedimiento

  1. Lo primero que debemos hacer es poner a hervir la mitad del agua y una vez que este caliente, incorporarle la ralladura del jabón de Aloe vera.
  2. Luego le añadiremos a la mezcla, el jugo del limón, la glicerina y la esencia de lavanda. Seguidamente mezclaremos todo muy bien con una cuchara de madera.
  3. Luego incorporaremos la mezcla en una licuadora y le añadiremos el agua sobrante.
  4. Posterior a eso, procesaremos todo perfectamente por algunos minutos. Transcurrido el tiempo verteremos la preparación en un dispenser para jabón.