Como todos sabemos la ropa de cama debe limpiarse con regularidad, de hecho debemos cambiarlas y lavarlas al menos una vez a la semana. En este caso te mostraremos cómo lavar una almohada, tal vez una de las piezas más olvidadas a la hora de la higiene de la habitación.

Es fundamental higienizarlas bien, lo cierto es que requieren un cuidado especial, porque las almohadas son las que absorben partículas de sudor y suciedad constantemente.

De hecho, a través de las almohadas se crea un ambiente perfecto para la proliferación de ácaros, virus y bacterias.

Por eso, con el tiempo se comienza a observar en las almohadas manchas amarillas y olores desagradables. Muchas veces adquiere un aspecto tan feo, que se piensa que la única opción es desecharlas.

Sin embargo, antes de optar por tirar las almohadas a la basura se puede aprender ciertos trucos para limpiarlas profundamente y desinfectarlas.

Te puede interesar: Cómo sacar el olor a humedad de la ropa.

Cómo lavar una almohada: 3 trucos para que quede tan blanca como nueva

1) Bicarbonato de sodio y vinagre

Este método consiste en mezclar bicarbonato de sodio con vinagre blanco, una potente mezcla que dará como resultado un liquido natural para aclarar y suavizar la tela de las almohadas.

Recordemos que el bicarbonato de sodio y el vinagre tienen propiedades antibacterianas y aclarantes, por lo que elimina por completo la suciedad y las manchas de sudor.

Ingredientes

  • 1/2 taza de Bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de Vinagre blanco

Modo de preparación

  • Comenzamos colocando las almohadas en el lavarropas, las cubrimos con agua y le agregamos el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco. Removemos un poco el agua para que se mezclen los ingredientes y se diluyan bien, lo dejamos reposar todo el tiempo necesario que queramos.
  • Paso siguiente, lavamos las almohadas con un lavado habitual en el lavarropas y las dejamos secar al sol.

2) Agua caliente y jugo de limón

Sin duda alguna, el jugo de limón es un producto blanqueador y desinfectante altamente efectivo que nos ofrece la naturaleza.

Por lo cual, no perdamos la oportunidad de utilizarlo en esta limpieza necesaria. Veamos a continuación como hacerlo:

Ingredientes

  • Zumo de 6 limones
  • 2 litros y medio de agua

Modo de preparación

  •  En primer lugar, calentamos el agua y cuando hierva, le añadimos el jugo de limón de los 6 limones.
  • Seguidamente sumergimos la almohada con mucho cuidado y de ser necesario le agregamos más agua, la idea es que esté totalmente cubierta con el agua y el jugo de limón.
  • Luego lo dejamos en remojo durante 2 horas aproximadamente.
  • Para terminar, lavamos las almohadas como lo hacemos habitualmente con el jabón que siempre utilizamos.

3) Peróxido de hidrógeno y limón

Si mezclamos el agua oxigenada con el jugo de limón, se convertirá en una potente lejía casera con componentes que eliminan las manchas de sudor y saliva de las almohadas.

Ingredientes

  • 1/2 taza de Jugo de limón
  • 1 taza de Agua oxigenada
  • c/n de Agua caliente

Modo de preparación

  • En un balde agregamos el jugo de limón y el agua oxigenada, también le añadimos el agua caliente y sumergimos la almohada para dejarla en remojo durante 1 hora aproximadamente.
  • Cuando haya transcurrido el tiempo de reposo en la mezcla, enjuagamos en la lavarropas y dejamos secar al sol.

Los resultados serán asombrosos, probemos alguno de estos 3 métodos altamente efectivos para blanquear y desinfectar nuestras almohadas.

¡Ciertamente descansaremos cómodamente y libres de microorganismos dañinos!