Si prestas atención, notarás en las paredes pero sobre todo en la base de la pava eléctrica un enemigo muy común y conocido por todos nosotros, el Sarro. Este se produce cuando el agua contiene un elevado contenido de minerales, los cuales se adhieren en las paredes de aquellos artefactos que están en constante contacto con el agua.

El sarro es muy molesto y si lo dejamos acumular puede ser causante de muchos problemas, tal es el caso en los termotanques que comienzan a pincharse a causa de la acumulación desmedida de sarro.

Cómo limpiar pava eléctrica

Debemos tener mucho cuidado al hacerlo ya que podemos estropearla y es por ello este truco te va a encantar. En este artículo, te enseñaremos como limpiar la pava eléctrica de una forma sencilla y sin complicaciones.

Cómo limpiar pava eléctrica con sarro

El limpiar la pava eléctrica es muy necesario y se recomienda el limpiarla como mínimo cada tres meses, dependiendo de la dureza del agua.

 Puede interesarte: Cómo quitar lo amarillento de los electrodomésticos

Este sencillo truco casero dejará tu pava impecable y sin hacer esfuerzos, ya que al estar preparada para líquidos, cualquier mezcla que pongamos en ella, será inofensiva para el material con la que esta hecha.

Pasos a seguir para dejar una pava impecable

1- Llenamos la pava por la mitad con las mismas cantidades de vinagre y agua. Dejamos reposar por lo menos 1 hora para que vaya aflojando el sarro.

2- Pasado el tiempo de reposo, ponemos la pava a hervir.

3- Luego volcamos el contenido y enjuagamos bien con mucha agua, teniendo cuidado de no mojar el exterior de la misma.

Así de simple, veremos con sorpresa que el sarro se ha ido por completo, ¡pava limpia y brillante sin esfuerzo!

Tips y consejos

Si queremos podemos pasarle una esponjita suave para asegurarnos de que no quede nada, pero verás que esto no va a ser necesario ya que con esto será más que suficiente como para tenerla impecable.

En el caso de no tener vinagre, podemos utilizar jugo de limón. Este también es un método muy efectivo, ya que el poder de los ácidos naturales que contiene, desintegra con facilidad las acumulaciones de sarro.