Sin duda alguna, limpiar los vidrios y que nos queden óptimos no es una tarea tan sencilla. De hecho, muchas veces sucede que nos quedan marcas o algunas manchas difíciles de quitar. Ahí es cuando nos preguntamos como limpiar un espejo y tal vez no encontramos una respuesta satisfactoria.

En vista de esto, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para realizar esta tarea de la manera más agilizada y efectiva posible.

Cómo limpiar un espejo

Veamos a continuación algunas recomendaciones o consejos a tener en cuenta para que la limpieza de los vidrios sucios no se convierta en una tarea tediosa:

  • En primer lugar, prestar atención a los productos que vamos e elegir, no hay que utilizar con solventes.
  • Tampoco excedernos en la cantidad.
  • Además, limpiar el vidrio por secciones y en un solo sentido y con movimiento constante.
  • Para secar nada mejor que usar el papel de diario.
  • Otra cuestión tiene que ver con elegir esta limpieza, preferentemente en días nublados ya que con mucho sol el producto se evapora más rápido y también las marcas.

Te puede interesar: Use Maizena para limpiar los vidrios de su casa ¡van a brillar!

Cómo limpiar un espejo manchado

Ingredientes

  • Balde
  • c/n de Agua
  • Detergente
  • Vinagre blanco
  • Papeles de diarios

Procedimiento

  1. Comenzamos agregando en el balde el agua, un chorrito de jabón y vinagre blanco, mezclamos y con el mismo diario aplicamos en el espejo para quitar las manchas.
  2. Luego con hojas de diarios seco pasamos por el espejo hasta secar.
  3. También con el mismo diario podemos eliminar las marcas y manchas.
  4. Recordemos, se puede sustituir el vinagre blanco por jugo de limón, va perfecto para limpiar y para pulir el espejo. Para esta mezcla, exprimimos los 3 limones y lo agregamos en un balde con un poco de agua, mezclamos y manos a la obra.

Cómo limpiar un espejo con sarro

Como sabemos los ácidos son los productos más acertados para eliminar el sarro de los vidrios o espejos, por eso el ácido menos peligroso para la salud es el acético. Es decir, el vinagre que nuevamente es el más elegido para quitar el sarro.

La forma es usando un pincel o bien una esponja, también podemos utilizar unos guantes y remojar bien los vidrios o espejo para luego de unos 30 minutos o más, retirar la suciedad con agua caliente.

Obviamente, si es nuestro deseo es apto reforzar esta limpieza con algún producto comprado para limpiar profundamente el espejo. Claro está, si es necesario porque con esta fórmula casera quedará súper limpio.

Usando un producto más poderoso

Se trata de preparar un recipiente con agua tibia, añadir un poco de amoníaco y unas gotas de detergente para platos, se mezcla y lista para usar. Recordemos, utilizar en este caso guantes de látex y una esponja embebida con la mezcla sobre la superficie del espejo.

Efectuaremos movimientos circulares para remover la suciedad y el sarro, de ser necesario podemos dejar que repose durante algunos minutos.

Para terminar, retiramos con papel de cocina y lavamos con agua y jabón, sin olvidarnos de enjuagar con abundante agua para retirar el exceso de suciedad.

Finalmente, secaremos con una toalla para dejarlos completamente impecables.