Muchas veces sucede que los faros del auto pueden ponerse un tanto amarillentos, por lo que podría disminuir significativamente la visibilidad del que conduce. Razón por la cual, hay que tomar medidas urgentes y buscar la forma de cómo quitar lo amarillo de los faros.

La realidad es que llevar el auto a un lugar no autorizado, quizás empeore las cosas. También el costo es bastante alto para solucionar esto en algún lugar habilitado para hacerlo bien.

¿Cómo quitar lo amarillo de los faros del coche? Truco con agua oxigenada

Lo cierto es que hay que tenerlo en un estado óptimo, afortunadamente podemos resolver este problema con un truco casero y económico a la vez. Se trata de una solución que ya tenemos en casa, se trata de un producto que generalmente lo utilizamos para limpiar y desinfectar heridas.

Según los expertos, no hay mejor método que este, nos dejara los faros del auto como nuevos y rechinando de limpios.

Veamos a continuación de que producto estamos hablando y cómo aplicarlo en los faros:

Cómo quitar lo amarillo de los faros del auto

El producto estrella es el agua oxigenada y es un gran aliado en el hogar, para numerosas tareas de limpieza. La buena noticia es que también nos ayudará para blanquear los faros del auto, veamos como aplicarlo paso a paso:

  1. En primer lugar, lavamos bien con agua para quitar el polvo y la suciedad alojada en el vidrio de los faros.
  2. Luego colocamos unas 3 gotas de detergente en cada faro.
  3. Seguidamente, con un trapo o paño limpio empapado de agua oxigenada frotamos en el área amarillenta durante algunos minutos.
  4. Paso siguiente, cubrimos la zona con otro trapo húmedo para mayor efecto.
  5. Finalmente, retiramos el trapo húmedo y dejamos que le de el sol.

¡Los resultados serán óptimos y los faros del auto quedarán relucientes!

Te recomendamos: 6 trucos de limpieza con agua oxigenada

Otros trucos:

Un truco adicional, es utilizar la pasta dental para quitar lo amarillento de los faros, con solo agregar un poco de pasta dental en el área afectada. Para terminar, se frota con una franela y listo.

Otra sugerencia que podemos aplicar, procedemos a sumergir un paño limpio en la mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio para frotar sobre los faros. Lo aplicamos sobre todo el faro y sus bordes, realizamos movimientos circulares para esparcir bien la mezcla. Finalmente, enjuagamos bien la solución con agua limpia.

Como ya vimos, la pasta de dientes ha sido probada como un limpiador de faros de coche inigualable, lo mismo sucede con la espuma de afeitar. Sea cual sea el que elijamos, debemos aplicarlo en los faros y frotar durante un largo rato. Tengamos en cuenta que el vinagre también es otra buena opción, especialmente si lo combinamos con bicarbonato de sodio, una mezcla muy efectiva.

¡Probemos alguno de estos trucos y veamos los excelentes resultados!