En la actualidad, la miel ya no es tan natural como pensamos, ya que se engaña a los consumidores con una burda imitación que contiene químicos. Por eso, es fundamental que sepamos cómo saber si la miel es pura.

Recordemos los aportes importantes que nos brinda la miel pura. Contiene antioxidantes, vitaminas como la B, C, D y E y numerosos minerales como hierro cobre, fósforo, potasio, calcio, magnesio, zinc y manganeso.

Cómo saber si la miel es pura

Entre los beneficios que obtenemos, nos ayuda a combatir el insomnio, mejora el transito intestinal y activa el funcionamiento de nuestro cerebro, entre otras cosas.

Puede interesarte: Cómo hacer caramelos de miel caseros

En vista de esta realidad, cuando salgamos a comprarla tratemos de asegurarnos de llevar lo mejor para nuestra familia. Por eso a continuación redactaremos algunas ideas con el objetivo de identificarla.

Cómo reconocer si la miel es pura

Hay indicios que podemos observar y que nos ayudan a reconocer si la miel es pura, como por ejemplo su color, su sabor, su textura y su consistencia.

¿Cómo saber si la miel de abeja es natural?

Se caracteriza por ser dulce pero amarga a la vez. Te puede llegar a provocar comezón en la garganta.

El perfume se representa por ser una esencia exquisita a flores.

Hay que estar atentos a el pigmento de el producto, porque si la miel posee un tono demasiado claro significa que las abejas (productoras de este tan beneficioso fruto) fueron nutridas con el almíbar de azúcar o la melaza.

¿Cómo puedo saber si la miel de abeja es pura?

Otro método sencillo es, vertiendo una cucharadita en un vaso con agua, si esta llega a el fondo y hace grumos significa que es virgen o pura.

Otra forma de comprobar si la miel es pura puede ser observando su calidad o espesor, ya que si esta fuese muy liquida significaría que contiene químicos.

Existen algunos trucos con papel, que también son muy eficientes. Si se coloca una cucharada sobre el papel absorbente y luego se retira sin que queden rastros, te demuestra a simple vista que es pura.

También se puede realizar la prueba del vinagre, consiste en derramar gotitas de este liquido muy común, que todos poseemos en nuestras casas, sobre la miel y esta no debería desarrollar ningún cambio. Si sucediera lo contrario es porque este producto (la miel) posee tiza.

¿Cómo saber si la miel es pura sin azúcar?

Nos damos cuenta por su color y sabor, ya que la miel adulterada tiene aspecto a ser muy liquida como un dulce o golosina. En cambio, la miel pura, siempre se cristaliza, esta es una de sus características principales.

No debemos asustarnos si la miel se escarcha o solidifica, es una peculiaridad muy común de esta. Como último dato a destacar, la miel natural no tiene fecha de caducidad.

Cómo reconocer la miel adulterada en casa

Para determinar que la miel esta adulterada, como por ejemplo con almidones o harinas, se le agrega una gota de yodo a la mezcla de miel disuelta en agua. Si esta se pone de un color azulado, significa que posee aditivos.

Otra opción de validarla sería, aplicando miel en la punta de un fósforo, el cual si no enciende correctamente es porque tiene químicos.

Si ponemos la miel en un frasco y la damos vuelta rápidamente, podemos notar que se hace una burbuja. Si esta “burbuja” desaparece rápido, significa que está adulterada.

Si derramamos la miel en un plato, y luego la metemos al microondas, podemos ver que si esta falsificado este endulzante, quedará líquido.

Como ya sabemos, la miel nos ayuda a confortar nuestro sistema inmune y es por eso que estos “tips” nos servirán para estar seguros y conformes con lo que nuestro cuerpo ingiere, ya sea para uso medicinal o culinario.