Como bien sabemos el baño es uno de los lugares más utilizados de la casa y por lo tanto, al que más hay que mantener súper limpio y libre de malos olores.

Sin embargo, muchas veces no resulta una tarea sencilla o se dispone de poco tiempo para estar vigilante a este problema.

Especialmente el inodoro es uno de los sanitarios que más se utiliza y lógicamente se ensucia, por ende provoca olores desagradables. Y esto es así, a pesar de que nos esmeremos por lograr que el ambiente permanezca limpio y con buen aroma.

Por qué deberías verter suavizante en la mochila del inodoro

Afortunadamente, hay numerosas ideas y trucos de los que podemos valernos para disfrutar de un mejor ambiente con olores agradables.

Veamos a continuación algunas soluciones caseras y altamente efectivas:

Suavizante en la mochila del inodoro

  1. En primer lugar, elegimos una botella de plástico chica y la llenamos de agua. También le agregamos algún suavizante de color azúl, bien podría ser el que utilizamos para lavar la ropa.
  2. Seguidamente, le hacemos en la tapa varios agujeros pequeños.
  3. Luego lo agitamos un poco para que se mezcle, le quitamos la tapa y volcamos el contenido en la mochila del inodoro.
  4. Esto se hace así porque el enjuague para ropa es un análogo casero de un ambientador, de hecho a través de los orificios el enjuague se filtra gradualmente en el agua de la mochila y se siente un aroma muy agradable con cada enjuague.
  5. Es interesante notar como a medida que se utilice el volumen del agua en la mochila disminuirá, pero no lo suficiente como para afectar el buen funcionamiento de este truco.
  6. Quizás pienses que lo mejor es echarlo todo de una vez, pero la razón de hacerlo de modo gradual es para que no se escape el enjuague muy rápidamente cada vez que presionemos el botón. De esta forma, solo alcanzará para unos pocos lavados.

Más trucos para lograr que el baño huela bien

Si nuestro objetivo es lograr fragancias refrescante en el baño, hay varios tips caseros que podemos aplicar:

  • Añadir jabones aromáticos: nada mejor que elegir atractivos y agradables jabones con tentadoras esencias que, además de dejar un olor maravilloso en las manos, aromatizarán el baño en todo momento.
  • También si en algún momento nos quedamos sin enjuague para la ropa, podemos sustituirlo con un chorrito de detergente en la mochila del inodoro y cada vez que presiona el botón se liberará un agradable aroma cítrico.
  • Sín importar como sea nuestro baño(con ventana o sin ella) es fundamental que cuente con buena ventilación. Si tenemos ventana, la recomendación es abrirla después de cada ducha.