Seguramente en más de una oportunidad hemos reutilizado algún envase de plástico con la idea de guardar alimentos, como por ejemplo las frutas, verduras o sobrantes de comida.

Sin embargo, si es segura esta forma de hacerlo es otra cuestión. De hecho, hay razones para considerar cada vez que nos ocupemos de conservar la comida, cual es la manera correcta.

¿Por qué no debes reutilizar envases de plástico para guardar comida?

Pero antes de analizar esto, es importante conocer la diferencia entre el envase y el empaque:

  • En primer lugar, el envoltorio es el que está en contacto con directo con el contenido de un producto. Algunos ejemplos sencillos son desde una bolsa de galletitas, una botella de vino hasta un pote de yogurt. El envase cumple su función al ofrecer una presentación comercial para la venta y manipulación del producto.
  • Lo anterior es asegurar que al transportarse para su venta no se dañe, además de evitar a que entre en contacto con el exterior y mantenerlo fresco y limpio.

¿ Se deben reutilizar los envases de plásticos?

Según las autoridades correspondientes, los envases están determinados para un solo uso, por lo cual cuando se reutiliza y especialmente los de plástico, pueden dañarse fácilmente.

Cuando hablamos de los envases que contiene alimentos, el reutilizarlo abre una puerta peligrosa de bacterias que podrían afectar nuestra salud.

Por eso mismo, la recomendación es conservar los alimentos en los recipientes adecuados. En el caso de los envases de plástico, es mejor utilizarlo para guardar otros objetos, pero no comida.

Es interesante notar que cuando se utiliza un recipiente acompañado por una copa y un tenedor, el material debe ser apto para contener los alimentos. Es algo que no debe tomarse a la ligera.

Ahora veremos con respecto a las bolsas herméticas.

Te recomendamos: Cómo congelar verduras y frutas en casa correctamente

¿Sucede lo mismo con reutilizar bolsas herméticas?

En una revista dedicada al Consumidor, se explica que para reutilizar las bolsas hermética todo depende de los alimentos que se conserven en ella.

Por ejemplo, cuando se trata de galletitas, frutas o un sándwich, si se puede reutilizar. Aclaramos que para hacer esto, hay que lavar muy bien la bolsa en su totalidad.

Seria conveniente asegurarnos de seguir algunas indicaciones necesarias para efectuar una limpieza profunda y correcta, tengamos en cuenta que si dañamos el plástico o la bolsa, se activan los productos químicos del plástico y afectarían los alimentos.

Otra medida urgente, es secar completamente las bolsas para evitar la formación del moho.

¿Y cuándo NO deberíamos reutilizar las bolsas herméticas?

De acuerdo a las autoridades correspondientes de salud, si lo que pensamos guardar es carne o pescado, la respuesta directa es que NO se deben reutilizar.

Los motivos son claros, se corre un alto riesgo de exponernos a la contaminación cruzada, tales como bacterias, virus y parásitos. Lo mismo ocurre con alimentos grasosos o difíciles de eliminar.

Otra revista del Consumidor del mes de septiembre, se brindan varios motivos por lo que no es conveniente ni seguro reutilizar los envases de plástico.

La recomendación es conservar la comida en recipientes adecuados para ello, contrario a los potes de plástico como el de yogurt o crema, se fabrican con sustancias químicas que se disparan con el calor.