Sin duda alguna, mantener los pisos limpios en un hogar es todo un desafío, especialmente si son varios los miembros de la familia. Lógicamente, hay una circulación continua durante todo el día.

Como es de esperarse, siempre hay algún accidente o se nos cae líquidos en el piso. Afortunadamente siempre tenemos a mano el trapeador o lampazo, el cual nos ayuda a resolver estos inconvenientes caseros.

Obviamente, si no hacemos algo para mantener el lampazo limpio y libre de mal olor, se pondrá amarillento o color grisáceo.

Truco para limpiar tu trapeador de tela (mechudo) y mantenerlo blanco

Además, no es un tema menor porque un Estudio de la Biblioteca Nacional de Medicina del Centro Nacional de Información Biotecnológica, revela que se encontró en los trapeadores lo siguiente:

  • “Se acumula la humedad, favorece el crecimiento bacteriano  aniveles muy altos y no pueden descontaminarse a través de sustancias químicas. El mejor método más adecuado es lavarlo y secarlo, si es bajo el sol, muchísimo mejor.”

Te recomendamos: Use Maizena para limpiar los vidrios de su casa, ¡van a brillar!

Veamos a continuación el mejor truco para limpiar tu trapeador de tela (mechudo) y mantenerlo blanco:

Truco para limpiar el trapeador de tela (mechudo) y mantenerlo blanco

Materiales:

  • 1 Balde amplio
  • c/n de Agua
  • Jabón (para lavar el piso)
  • Vinagre blanco (un chorro generoso)
  • Jugo de un limón

Procedimiento

  • En el balde le agregamos agua, el vinagre blanco y jugo de limón, reservamos.
  • Luego lavamos el trapeador de tela con abundante agua y jabón, fregamos hasta formar la espuma.
  • Seguidamente lo sumergimos en el balde y lo dejamos allí que repose durante unas 3 horas aproximadamente.
  • Cuando transcurra las 3 horas, lo retiramos y lo dejamos expuesto al sol para que se seque.
  • ¡Finalmente estará listo para ser utilizado y ya lo tendremos súper limpio y blanqueado!

Trucos y consejos a la hora de limpiar el trapeador

  • Otra recomendación para blanquear un poco más nuestro lampazo o mechudo, es agregando algunas gotas o un chorrito de cloro a la mezcla. En el mismo balde es donde podemos dejarlo reposar todo el tiempo que queramos.
  • No olvidemos, usar guantes de látex o de cualquier material para llevar a cabo una mejor limpieza y evitar que nuestras manos se resequen o hasta lastimen.
  • Como última sugerencia, lo ideal sería que una vez que hayamos terminado de trapear y limpiar los pisos de nuestro hogar, desinfectemos el lampazo. Recordemos, es un utensilio que se ensucia mucho y al estar húmedo va generando hongos, también bacterias y suciedad. Si no tomamos estas medidas de desinfección, todo esto quedará en los pisos de nuestra casa.