Los vegetales fáciles de cultivar pueden ser un gran aliado para nuestro día a día. Las cantidades de propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo que ofrecen las verduras, son muchísimas y perfectas para juntarlo con nuestra dieta diaria.

Lo mejor de cultivar tus propias verduras, es que son mucho mejor que compras en una verdulería. Estos son cultivados con muchos químicos para evitar perdidas y vender lo mas posible.

Últimamente los químicos no te van a hacer daño apenas consumas el vegetal, si no que tarda en hacer estos efectos negativos en nuestro cuerpo. Aparte de todo esto, le saca varios de los nutrientes principales que lleva cualquier vegetal.

Vegetales fáciles de cultivar sin Sol

Estos vegetales fáciles de cultivar no requieren de la luz solar (o necesitan pero muy poco). Lo único que vas a necesitar es una maceta y un poco de tierra.

Tenes la opción de replantar los vegetales de la verdulería. Seguramente te preguntaras, ¿Acaso no tienen muchos químicos? y la respuesta es que si, pero con una tierra limpia y libre de estos productos dañinos, los mismos vegetales expulsan el resto que le queda con el tiempo.

Luego podes comprar las semillas y los plantas a 2 cm. de profundidad. Con cada día que riegues un poco, crecerá con bastante fuerza y te dará un resultado espectacular.

Ahora bien, los vegetales fáciles de cultivar son los siguientes:

1- Lechugas

Son un vegetal que crece con bastante facilidad y no requiere de tanto sol. Con tan solo 1 hora al día de luz solar, tendrás unas lechugas perfectas para una buena ensalada.

2- Brócoli

Para este vegetal, te recomiendo que compres la semilla en un vivero cercano, ya que replantarlo podría salir un poco frágil. En cambio, plantarlo desde la semilla, te aseguras de no tener que cuidarlo tanto tiempo y no requiere de mucha luz solar.

3- Remolacha

Simplemente los plantamos en una maceta y esperamos a que esten listas. Te recomiendo que las dejes un momento en la luz solar de la mañana, con eso seria suficiente para que salgan perfectas.

4- Arveja

Estas pueden crecer en lugares que no haya tanto espacio y que no reciban tanta luz solar. Simplemente necesitan un poco de riego cada mañana o en la noche.

5- Rábanos

Un tubérculo como este, no necesita estar debajo del sol todo el tiempo. Con tan solo un riego por la noche y media hora de luz solar, obtenes unos rábanos perfectos para acompañar cualquier plato.