• La estufa de acero inoxidable es uno de los electrodomésticos que más se ensucian.
  • Será muy importante eliminar la suciedad lo antes posible y de la forma más rápida y fácil.
  • Para ello, podrás usar distintos productos que siempre hay por casa.

En muchas casas, la estufa de acero inoxidable es uno de esos electrodomésticos que más se usan, sobre todo en el día a día. Por tanto, cuidarlo correctamente será algo primordial y que deberás realizar siempre que puedas para conservarlos a lo largo del tiempo. De esta forma, no se deteriorarán ni se verán perjudicados. Pero, ¿cómo se puede limpiar una estufa de acero inoxidable de forma correcta?

1. Detergente para platos

Uno de los productos que utilizarás, y que seguro que tienes por casa, es el detergente para platos. Para limpiar bien la estufa deberás mezclar en un recipiente un poco de agua y detergente. No habrá que echar mucha cantidad de este producto, bastará con unas gotas. Luego, habrá que crear espuma y mojar una bayeta o paño. El detergente de platos servirá para eliminar las manchas.El detergente de platos servirá para eliminar las manchas.DIVINITY.ES

Lo siguiente será limpiar bien la estufa con ese paño húmedo. Deberás poner más esfuerzo en aquellas zonas que se vean más negras. Una vez que ya esté limpia habrá que secarla con un papel absorbente con el objetivo de prevenir la aparición de manchas. 

2. Vinagre blanco 

También podrás limpiar la estufa con un poco de vinagre blanco. Lo primero que habrá que hacer será combinarlo con agua. Luego, se tendrá que sumergir un trapo en la mezcla y escurrirlo, para que solamente quede humedecido y no totalmente mojado. Deberás frotar el trapo por toda la estufa y secar con papel absorbente u otro paño seco. Con el vinagre blanco también se podrán eliminar las manchas.Con el vinagre blanco también se podrán eliminar las manchas.DIVINITY.ES

3. Bicarbonato de sodio 

El bicarbonato también será un buen aliado para terminar con la suciedad de tu estufa de acero inoxidable. Para ello habrá que hacer una mezcla de agua, jabón y bicarbonato. Toda esta mezcla deberá quedar como una pasta y esta se tendrá que aplicar sobre la estufa con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves, para no rallar la superficie. Luego, se tendrá que enjuagar bien con un trapo mojado en agua, frotando en aquellos lugares donde haya quedado algún resto de pasta. El bicarbonato lo que hará será ablandar aquellas zonas más manchadas y negras.

4. Productos específicos 

En el caso de que las manchas no salgan siempre podrás usar un producto específico para hornos.En el caso de que las manchas no salgan siempre podrás usar un producto específico para hornos.DIVINITY.ES

En el caso de que las manchas sean persistentes, lo mejor es que se utilicen productos específicos para la limpieza. Para saber utilizarlo, lo más recomendable es que leas las instrucciones del fabricante. Aunque de forma general habrá que rociar el producto por la superficie y dejar que actúe durante un tiempo. Además, habrá que frotarlo con una esponja o un paño húmedo y, luego, seco.

5. Aceite para abrillantar 

En el caso de que, además de eliminar la suciedad, quieras abrillantarla, lo mejor será utilizar un poco de aceite. Por eso, tras lavar bien la superficie se deberá añadir un poco de aceite de oliva o girasol. Deberá ser muy poca cantidad y habrá que aplicar el aceite frotando el papel de cocina por la estufa. De esta manera, verás cómo brilla.

Cómo prevenir las manchas 

Lo mejor será prevenir que la estufa se manche. Pero, ¿cómo? En el caso de que esté encendida cuando esto sucede habrá que esperar un tiempo hasta que se enfríe y, después, lavarla. Además, habrá que evitar la aplicación de cualquier producto abrasivo. Lo más recomendable será que optes por un paño de microficha o una esponja suave para frotar la superficie.