Estas son las técnicas infalibles para abrir una botella de vino sin abridor en casa: los trucos más fáciles

Abrir una botella sin abridor no será imposible

  • Seguro que te has visto en la situación que querer abrir una botella de vino y con contar un abridor en casa.
  • En estas ocasiones abrir una botella no será complicado, solo tendrás que echar mano de algunos instrumentos.

Un vino siempre se abre para celebrar un momento especial. Pero, ¿a quién no le ha pasado que va a abrir la botella, con toda la emoción, y no tiene los mecanismos necesarios? Pues sí, puede suceder que en ese momento tan crucial nos falte un abridor. Entonces, te preguntarás: ¿existe alguna forma de hacerlo sin la utilización de este aparato? Pues lo cierto es que sí, solo debes tener paciencia y maña.

1 Haciendo palanca con unas tijeras

Se podrá abrir la botella haciendo palanca con unas tijeras.Se podrá abrir la botella haciendo palanca con unas tijeras.DIVINITY.ES

Una de las opciones que más suele triunfar en la red es haciendo palanca. Para ello, deberás coger unas tijeras. Eso sí, deberán ser fuertes -no suelen valer unas que corten papel, ya que, probablemente, se acabarán rompiendo-. Para hacer la palanca, debes poner una de las hojas bajo la parte más arrugada de la chapa y empezar a girar hasta arriba. Deberás repetir esto hasta que el tapón se mueva. Hazlo en una superficie que no pueda romperse y ten cuidado con no cortarte.

2 Con la ayuda de un quitagrapas

También podrás decantarte por un quitagrapas. Para ello, deberás sujetar bien la chapa y tirar hacia arriba mientras se va girando el utensilio. Además, podrás ir levantando más parte del tapón y repetir la operación hasta que se quite. 

3 Empujando el corcho

Y, también, empujando el corcho.Y, también, empujando el corcho.DIVINITY.ES

En el caso de que te enfrentes a un corcho podrás seguir varios métodos. Uno de los más utilizados es empujar el corcho con un objeto con extremo redondeado, que no lo destroce, lo rompa o lo pique. Luego, habrá que empujar el corcho hacia abajo mientras sujetas la botella con una mano y el objeto con la otra. Lo tendrás que hacer con cierta fuerza hasta que caiga dentro de la botella.

4 Con un cuchillo o una navaja

Otra manera será ayudándote con un cuchillo o una navaja. Para ello, deberás insertar la hoja del cuchillo con cuidado, moviéndolo de atrás hacia adelante ejerciendo cierta presión. El instrumento debe atravesar todo el corcho. Además, con el filo dentro del corcho deberás girar el cuchillo un poco y con cuidado para no romperlo.

5 Con la ayuda de un tornillo y unos alicates

Y con la ayuda de un tornillo.Y con la ayuda de un tornillo.DIVINITY.ES

Podrás abrir una botella de vino usando un tornillo y unos alicates. Deberás colocar el tornillo de forma vertical y los alicates en horizontal. Luego, habrá que estirar bien hacia arriba realizando movimientos suaves hacia adelante y hacia atrás hasta que puedas agarrar el corcho ejerciendo cierta presión.

6 ¡Con un zapato!

Otro remedio curioso será utilizando un zapato. La botella deberá ir colocada con la parte inferior del zapato, de modo que el corcho quede delante de ti para que puedas sostener la botella solamente con una mano y el zapato con la otra. Deberás golpear la planta del zapato contra la pared mientras se sostiene la botella con cierta facilidad. Luego, habrá que seguir sujetando el zapato y la botella y volver a golpear el zapato contra la pared. La botella deberá estar en horizontal y protegida por el zapato para que no se rompa. Aún así, no habrá que emplear demasiada fuerza.